Paul Koppert, de Koppert Machines:

"Líneas de envasado completas para el segmento de hortalizas de snack"

En 1983, Arie Koppert comenzó a construir sembradoras para semillas pequeñas, como las de rábanos, zanahorias y flores. Por aquel entonces, la mecanización de los invernaderos era prácticamente nula y decidió mecanizar la cosecha y el procesamiento de los rábanos mediante una cosechadora y una máquina totalmente automática que agrupaba los rábanos en manojos, por lo que esta labor manual pasó a formar parte del pasado.



Treinta y cinco años después, las máquinas para rábanos siguen suponiendo la mitad de la facturación de Koppert Machines, pero en la última década, la empresa también se ha dedicado a la fabricación de básculas y envasadoras para las hortalizas de snack. "Los compañeros del tomate vieron cómo envasábamos rábanos en shakers y bolsas y quisieron lo mismo. Los tomates de snack y los rábanos no son tan diferentes en tamaño, pero los tomates son mucho más frágiles, así que dimos con una solución", explica Paul Koppert. "Para nosotros, fue un buen paso. Ahora ofrecemos soluciones para todo el segmento de snack de pepinos, pimientos y tomates".

Multipacker
El fabricante ahora suministra líneas de envasado completas. Hace tres años, se instaló la primera Multipacker para Greenpack, y ahora la planta de envasado de Maasdijk cuenta con cuatro de estas. "Esta máquina se basa en el concepto llamado de "transportadoras táctiles". Utiliza dos dispositivos de separación de envases fácilmente intercambiables: uno para los cubos y uno para las tarrinas, y dos para las tapas. En principio, es posible trabajar con todo tipo de envases hasta un tamaño máximo de 21 x 18 centímetros con esta máquina".

Al final de la línea de envasado, una cinta transportadora se encarga de la salida de los productos envasados a una envasadora de flowpack o a una selladora. "Su singularidad es que en una misma línea podemos cambiar rápidamente de unos envases a otros. Antes, había máquinas solo para cubos o solo para clamshells. Con el cambio del dispositivo de separación de envases, la Multipacker puede funcionar también con otros envases. La capacidad de cerca de 50 envases por minuto es bastante singular. Cuando los clientes eligen un monoproducto, la velocidad se puede aumentar a 90 envases por minuto. Afortunadamente, nuestros clientes también se han dado cuenta. Además de los proyectos en los Países Bajos, también estamos muy activos en los Estados Unidos, Bélgica, Alemania, Suiza, Escandinavia y Rusia. Ya hemos instalado seis líneas este año", comenta Paul.



Todo el proceso de diseño, fabricación, instalación y servicio lo gestiona Koppert Machines. "Para la Multipacker, solo compramos la báscula y la máquina etiquetadora a terceros. Así, no nos atamos a un único proveedor. Si el cliente ya tiene un tipo de báscula con el que está satisfecho, podemos suministrarle el mismo tipo también. Lo construimos todo nosotros mismos, desde los sistemas operativos y las cajas de interruptores eléctricos hasta las cintas transportadoras de suministro y clasificación", afirma Paul.

La seguridad alimentaria es otro elemento importante en la construcción de máquinas. "Lo construimos todo cien por cien con acero inoxidable cien por cien. En definitiva, son máquinas que ofrecen seguridad alimentaria y requieren poco mantenimiento, además de ser fáciles de limpiar".



El debate del plástico
Aunque últimamente la cantidad de plástico en los supermercados está en el punto de mira, el fabricante no espera que disminuya la oferta de envases. "Los envases no desaparecerán porque tienen una función en la vida útil de las hortalizas. Sin embargo, próximamente, se hará más énfasis en la búsqueda de tarrinas de cartón y plásticos más finos. Por ejemplo, acabamos de instalar tres líneas para tarrinas de cartón con una fina capa de plástico. Por otro lado, los cubos tienen tanta demanda como siempre. No sé ni los volúmenes de tomates de snack que se envasan cada día en cubos de 500 gramos, y así se seguirá".

En la lista de deseos para los próximos años figura la mejora de la robotización para frutas y hortalizas. "Ya hemos hecho varios proyectos con, entre otras cosas, clasificación óptica y robots Pick-and-Place, para lo que se aplican nuevas técnicas operativas, tales como la producción totalmente automatizada de canónigos y la clasificación óptica en la máquina que agrupa los rábanos en manojos. Para Prominent, ahora estamos trabajando en una báscula y una línea envasadora automatizadas. Es una buena técnica, pero ahora lo importante es ganar más velocidad de envasado, y estamos avanzando mucho en este aspecto. Es el futuro de las plantas de envasado de productos hortofrutícolas. Además, cada vez es más difícil o más caro encontrar buenos trabajadores en el extranjero. Por eso, todo lo que pueda ahorrar personal interesa ahora mismo".

Más información:
Koppert Machines
Paul Koppert

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor