Etienne Leclere:

"La producción protegida es cada vez más importante para las cerezas"

La temporada de cereza de BelOrta ha comenzado de nuevo. Las primeras cerezas de producción protegida se suministraron a finales de mayo. Para garantizar una mejor vida útil, los frutos se refrigeran con agua.

Las perspectivas para la nueva temporada de cereza son positivas y BelOrta espera una cosecha entre normal y buena. "Estamos observando una buena producción de variedades tempranas y tardías", decía Etienne Leclere, director de la división de ventas de fruta, a finales de mayo. Según él, las condiciones de cultivo han sido buenas. "Tal vez demasiado. Ya llevamos un tiempo con buenas condiciones meteorológicas y bastantes horas de sol. En la temporada de floración y en el periodo siguiente apenas llovió. Quizás incluso tuvimos demasiada poca humedad. Como el periodo de floración es corto, seguramente la cosecha también acabará más pronto. Aun así, esperamos poder cosechar muchas cerezas de todas las variedades".



La producción crece cada año
Una gran parte de las cerezas se cultiva en Haspengouw, región frutícola belga, desde Borgloon y Sint-Truiden hasta Valonia y Voeren. La superficie de cerezas de BelOrta lleva años en línea ascendente y esta temporada se situará en 235 hectáreas en total. Parte de la superficie está protegida, ya hay cubierto en torno a un 15%. "Eso significa que la mayoría de las cerezas todavía se producen a campo abierto, pero cada vez se ha ido cubriendo más superficie. Los nuevos productores, en particular, quieren invertir en producción protegida. Cubrir los huertos es bastante caro, pero ofrece seguridad de cosecha. Teniendo en cuenta que las condiciones meteorológicas están cambiando y cada vez son más extremas, puede ser muy valioso". Etienne dice que el clima es un tema candente en la cooperativa. La producción protegida es cada vez más importante y, según él, podría ser esencial en el futuro.

Inversión en calidad
Los productores de BelOrta tienen cerca de 15 variedades en producción. De ellas, las más conocidas son Samba, Summit, Kordia, Lapin, Karina, Regina y Sweetheart. Las variedades más pequeñas se agrupan bajo el nombre Freya si son blandas y de Juno si son firmes. Prácticamente todas las cerezas se comercializan con la enseña de BelOrta. El año pasado, se presentó una nueva caja. "Esta caja ha sido diseñada especialmente para las cerezas y es de un color rojo cálido y oscuro que armoniza con la fruta. El nuevo envase se ha convertido en un valor permanente para los compradores nacionales y también internacionales. Las cerezas se suelen ofrecer sueltas, aunque los discounters ofrecen el producto en tarrinas cada vez con más frecuencia".

En los últimos años, la cooperativa también ha invertido en la refrigeración por agua y en una clasificadora electrónica. Inmediatamente después de la cosecha, las cerezas se colocan en la refrigeradora para neutralizar la temperatura de las cerezas lo antes posible. "La instalación puede procesar seis toneladas por hora y, aplicando agua helada, el calor del campo que traen las cerezas disminuye de 4 a 0,5 grados centígrados en tan solo diez minutos", explica Etienne. "El resultado es una mejor vida útil, lo cual ofrece más oportunidades de distribución y exportación a países más alejados. Además, desde la temporada pasada tenemos a nuestra disposición una clasificadora electrónica, por lo que las cerezas, una vez enfriadas, se clasifican para obtener un buen producto, homogéneo y de calidad".



Las condiciones meteorológicas mandan
Aunque las condiciones meteorológicas han sido buenas este año por ahora, con temperaturas altas y no demasiada lluvia, el rendimiento real sigue siendo una sorpresa hasta la cosecha. En el momento en que se escribe este artículo, las buenas variedades de la producción en exterior están empezando a tomar color. Por tanto, la fruta es cada vez más sensible a las lluvias. "No hay nada más voluble que el tiempo. En las últimas semanas, hemos tenido truenos y granizo, que ha provocado daños en algunos puntos, pero no demasiados. Nos iría bien algo de lluvia, aunque puede ser muy peligrosa en esta etapa. Si llegaran unas lluvias fuertes, todo se echaría a perder", advierte. Etienne espera grandes volúmenes a mediados de junio, primero de Samba y después de Summit. "El pico será en julio. A principios del mes empezará la Kordia, un éxito entre las cerezas, sobre todo en cuanto a sabor. Le seguirán Regina, Lapin y Sweetheart. En la última semana de julio, seguramente la temporada habrá llegado a su fin una vez más".

Por ahora, las cerezas se han vendido bien en el mercado. Etienne también tiene buenas sensaciones para el restante de la temporada. "Mucho depende del tiempo que haga. El verano estimula la demanda. Si sigue así, no preveo ningún problema, aunque nunca se sabe con total seguridad. En estos momentos, el mercado está inundado de fresas. Todo llega al mercado a la vez y por eso los precios bajan". El resto de frutos rojos funcionan bien, pero aún no han entrado en plena producción.

Más información:
BelOrta
Etienne Leclere

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor