Presentan una cubierta convertible para el cultivo protegido de manzanas

¿Cuál es la mejor manera de proteger el cultivo de manzanas de las plagas y las enfermedades fúngicas y, al mismo tiempo, reducir el uso de pesticidas al máximo posible? Es posible que los investigadores de Wageningen University & Research hayan desarrollado una respuesta: la cubierta convertible, una innovadora cubierta que se despliega cuando llueve.

La cubierta convertible forma parte de una innovación de sistemas del proyecto "Groene Gewasbescherming en bestuivers" (protección de cultivos verdes y polinizadores) y fue presentada el jueves 15 de agosto en las jornadas anuales del huerto experimental Proeftuin Randwijk.

La mitad de la parcela de cultivo de manzanas (0,3 hectáreas) de este huerto experimental se ha equipado con la cubierta convertible. Cuando llueve, la cubierta se cierra, lo cual garantiza que los árboles se mantengan secos. La cubierta pasa de la posición abierta a la cerrada en dos minutos y medio. El investigador Rien van der Maas indica: "Durante el cultivo, las manzanas pueden estar expuestas a la Botrytis, a la sarna del manzano y a Neonectria ditissima, las cuales pueden causar daños considerables. Podría ser posible evitarlas manteniendo secos los árboles. La cubierta convertible también podría mantener una plaga alejada de los manzanos. Por ejemplo, podemos cerrar temporalmente los laterales de la parcela para evitar la entrada de cápsido verde común. Así, los productores no tendrán que usar fitosanitarios para asegurarse de que sus cultivos están libres de estas enfermedades fúngicas y plagas".

Agua de lluvia captada
La cubierta convertible es única en Europa, porque el sistema se puede abrir y cerrar. El sistema abierto garantiza que los agentes de control biológicos, como las avispas parásitas, puedan seguir haciendo lo que mejor saben. El uso de la cubierta convertible también maximiza las capacidades de los polinizadores ambientales.

Van der Maas señala: "En los Países Bajos, los agricultores ya utilizan cubiertas permanentes en la producción de cerezas. Pero sabemos por investigaciones extranjeras sobre manzanas que la cantidad de  pulgones lanígeros del manzanos y la prevalencia del mildíu crecen cuando las manzanas se cultivan bajo cubiertas permanentes. Los techos de esas cubiertas, por tanto, deben estar abiertos la mayor parte del tiempo".

"Junto a la cubierta hay un depósito de 1.000 m3. El agua de lluvia que cae sobre la cubierta convertible se transporta mediante canales y tuberías hasta el depósito. Después utilizamos el agua de lluvia para regar los manzanos mediante dos sistemas: tuberías de riego por goteo enterradas para la hierba y miniaspersores para las raíces de los árboles. Así se garantiza que la condición y la composición del suelo no cambien. De esta manera, las lombrices y las tijeretas pueden seguir haciendo su útil trabajo", explica Van der Maas.

Protección de cultivos verdes y polinizadores
Esta cubierta convertible es el aspecto más importante del sistema de cultivo protegido de manzana en el que Wageningen University & Research lleva trabajando desde 2018. Este sistema combina la protección biológica de cultivos, la protección física de cultivos y la captura dirigida de plagas como la mosca Hoplocampa testudinea. Van der Maas añade: "Nuestro sistema de cultivo forma parte de un proyecto de investigación mayor, financiado por el Ministerio de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos. Dentro del proyecto 'protección de cultivos verdes y polinizadores', se están investigando nuevos sistemas de cultivo que garanticen que los cultivos de fresas, lirios, manzanas o cultivos herbáceos no dependan tanto de fitosanitarios y, a la vez, los productores puedan mantener sus posiciones en el mercado".

Reducción en el uso de fitosanitarios: entre el 70 y el 90%
Más adelante, los investigadores analizarán las posiciones de mercado de los productores que utilizan la cubierta convertible. El sistema ahora mismo es caro, unos 40 euros por metro cuadrado. Si funciona, Van der Maas cree que habrá proveedores que podrán fabricarlo a un coste menor. Además, la cubierta convertible podría aportar más beneficios al cultivo que mantener secos los árboles para prevenir enfermedades.

Los investigadores también están teniendo en cuenta la influencia de la cubierta convertible sobre el paisaje hablando con empleados del departamento de planificación espacial de la provincia. Esto se debe a que la cubierta llamará la atención en el paisaje agrícola. "Hemos observado que se introducirá legislación referente a la instalación de cubiertas, como ha ocurrido con los sistemas de mallas antigranizo. Esto se acelerará si los resultados del proyecto de investigación son positivos, por ejemplo en relación con los polinizadores biológicos. Barajamos la hipótesis de que el cultivo protegido de manzanas reducirá el uso de fitosanitarios en un 70 a 90%. De esta forma, trabajamos hacia un cambio de fitosanitarios a métodos físicos y biológicos para combatir plagas y enfermedades fúngicas".

Más información:
Wageningen Plant Research
Rien van der Maas
Tel.: +31 488473728
www.wur.nl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor