Aumenta el tamaño y el rendimiento de la fruta

El techo retráctil automático adelanta la cosecha de cerezas 3 semanas

Durante ocho años, la Universidad Estatal de Michigan y Cravo Equipment han estado investigando las oportunidades para invernaderos retráctiles en el sector de la cereza. "Hemos estado trabajando para comprender el impacto positivo en la ventana de suministro, el rendimiento y el dimensionamiento", dice el presidente de Cravo, Richard Vollebregt. "Antes de instalar un techo retráctil en una finca de cerezas, es clave comprender el retorno de la inversión", agrega. Ocho años después de la asociación, ahora hay instalaciones en fincas de cerezas en cuatro continentes de todo el mundo, incluyendo Norteamérica, Sudáfrica, Europa y Oceanía. Vollebregt visita regularmente los diferentes lugares y habla con los productores sobre los beneficios que están obteniendo con el sistema de techo retráctil de Cravo.


La primera cosecha se adelantó
En Reid Fruits, en Tasmania, Australia, se instaló un techo retráctil sobre una nueva finca de cerezos a finales de 2016. En enero de 2019, Andrew Hall, gerente de Reid’s Orchard, evaluó la diferencia entre sus árboles cultivados en campo abierto y los árboles bajo un techo retráctil. "Como podemos controlar todo bajo el techo, estamos viendo un ambiente mucho más tranquilo", explica Hall. "Los árboles tienen menos exposición al viento y los cambios de temperatura, y no vemos muchos daños en las hojas. Eso permite que los árboles se enfoquen más en el cultivo en lugar de intentar sobrevivir", añade. Un árbol más saludable beneficia a la fruta, sin cicatrices por el viento, ni daños por insectos, ni podredumbre, ni infecciones. Gracias a unas condiciones ideales, Reid Fruits comenzó a cosechar las primeras cerezas cuando los árboles tenían 2,2 años, aproximadamente 1 año antes que los árboles en condiciones exteriores. "El techo retráctil adelantó la primera cosecha", expresa.

Llegar al mercado antes que la competencia
En la estación de investigación Clarksville, de la Universidad Estatal de Michigan, la floración comienza unos 14 días antes bajo un techo retráctil. Sin embargo, la diferencia varía según el clima. Las fincas de Clyde en Nueva Zelanda han podido adelantar la floración y la cosecha unas tres semanas. "El techo retráctil nos permite llegar al mercado a tiempo para el fuerte período previo a la Navidad", dice Kevin Paulin, de Clyde Orchards. "La mayoría de las variedades no están disponibles en las tiendas hasta después de Navidad y, como tenemos oferta antes que nuestros competidores, obtenemos una prima por kilogramo durante las semanas previas a la Navidad". Además de comenzar antes, la empresa también utiliza su centro de envasado algunas semanas más por año, y llegar antes ayuda a asegurar al personal desde el principio y mantenerlo durante toda la temporada. "Aunque hemos podido adelantar la floración y la cosecha tres semanas, creemos que podríamos conseguir que se adelantasen cuatro semanas".

Fruta más grande y mayores rendimientos
En enero de este año, Vollebregt fue a Australia para visitar Reid Fruits nuevamente. La empresa estaba en plena cosecha y pudo mostrar la diferencia entre la fruta que crece bajo el techo retráctil y la fruta que se produce fuera, bajo mallas contra pájaros y expuesta a todas las condiciones climáticas. "Han pasado más de tres años desde que se plantó la variedad Kordia", dice el gerente de Reid’s Orchard. "Esta temporada, estamos estimando un rendimiento de 17 toneladas por hectárea para la fruta bajo el techo retráctil debido a las mejores circunstancias climáticas, especialmente durante la polinización". Eso se compara con un rendimiento de solo 7 toneladas por hectárea para la fruta que se produce al aire libre bajo mallas contra pájaros. "La fruta producida bajo el techo retráctil es muy uniforme, con un gran calibre de entre 30 y 40 mm, aproximadamente 2 mm más grande en comparación con la fruta producida en el exterior", continúa. En condiciones exteriores, la polinización solía ser un problema para la Kordia, pero ya no lo es.

Diálogo sobre el rendimiento excepcional de la variedad Kordia

La fruta que se produce al aire libre debajo de las mallas contra pájaros no tiene el mismo aspecto. “Cayeron alrededor de 4 mm de lluvia la semana pasada y la fruta se agrietó. Además, las cerezas tienen cicatrices del viento y daños por granizo", comenta Hall. Reid Fruits no solo estima que el rendimiento será 10 toneladas más bajo por hectárea, sino que la fruta ni siquiera se acercará a la tasa de envasado del 95-98 por ciento que alcanza bajo el techo retráctil.


Mantener la firmeza de la fruta
El uso de un techo retráctil durante la etapa de cosecha ayuda a evitar que la lluvia, el granizo y el viento dañen la fruta. Además, el techo juega un papel clave en las cerezas manteniendo su firmeza. "Cuando los árboles están expuestos a la luz solar directa durante la cosecha, la transpiración excesiva y las temperaturas de los frutos hacen que los árboles experimenten estrés hídrico", señala Vollebregt. "Como resultado, el agua de las cerezas es succionada, lo que hace que la fruta pierda algo de su firmeza y peso". Cerrar el techo del 85 al 90 por ciento ayudará a reducir la temperatura de la fruta y a mantener el tamaño y la firmeza de la fruta en niveles óptimos. También permite a los trabajadores cosechar durante una gran cantidad de horas durante el día, ya que la cosecha ya no tiene por qué detenerse.


Para más información, haga clic aquí para leer el boletín de Cravo’s Cherry o contacte con:

Richard Vollebregt, presidente
Cravo Equipment Ltd
Tel.: +(1) 519 759 8226 x 215
richardv@cravo.com
www.cravo.com


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor