Microcosmo y horticultura de alta tecnología: ¿una nueva frontera en la agricultura?

Se habla cada vez más de cultivos de interior, es decir, de producciones hortícolas inmediatamente disponibles para el consumidor; quizás porque se cultivan dentro de un supermercado para que puedan ser cosechadas frescas y colocadas en el carrito de la compra.

Albahaca bajo luz de espectro blanco y difuso (OLED)

¿Es este quizás el objetivo final del proyecto ISAAC (Sistema de Iluminación Innovadora para el Mejoramiento de Plantas en Entornos Cerrados) realizado por ENEA en Portici? Preguntamos a Luigi d'Aquino, uno de los investigadores a cargo del trabajo, financiado con unos 4,8 millones de euros por el Ministerio de Desarrollo Económico, y que está experimentando por primera vez con plantas en sistemas de iluminación basados ​​en fuentes OLED (diodo orgánico emisor de luz).

"Aunque la iluminación OLED no se usa aún mucho en aplicaciones prácticas en agricultura, creemos que el rumbo que hemos tomado en este sentido es el correcto, dada su sostenibilidad y bajo impacto energético. El proyecto tiene como objetivo potenciar el cultivo de plantas de interior mediante el uso de iluminación de nueva generación, diseñada para hacer las cosas más cómodas, ahorrar energía y limitar el uso de elementos tóxicos en los dispositivos de iluminación", explica el investigador.

Luigi d'Aquino

El proyecto combina la experiencia de ENEA en el campo de la agronomía y la tecnología de iluminación innovadora, la del Grupo FOS en el sector de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones y la de Becar (Grupo Beghelli) en el sector de la iluminación.

"La línea de investigación nació como continuación de las actividades iniciadas con el proyecto SMARTAGS, que produjo la patente internacional ENEA-FOS, denominada Microcosmo; un verdadero simulador de campo de alta tecnología", explica d'Aquino. "Este se usó por primera vez en Italia para la investigación avanzada en agricultura, pero su tecnología también puede ser útil para el cultivo en interiores y en ambientes extremos de plantas herbáceas o leñosas (como olivos, patatas, tomates, lechugas, albahaca, etc.) , pero siempre utilizando la tierra como sustrato; un enfoque considerado más sostenible que el hidropónico, que implica el cultivo en agua y sin suelo".

"Con las primeras pruebas se determinó que la iluminación OLED con luz difusa y espectro blanco con tonos cálidos puede facilitar el crecimiento de las plantas, aunque aún queda mucho trabajo por hacer en lo que respecta a la intensidad de la luz", explica Maria Grazia Maglione, investigadora de ENEA en el Laboratorio de Nanomateriales y Dispositivos (en la foto).  "Sin embargo, gracias a sus características peculiares, como una gran área de emisión, la generación de luz difusa y antideslumbrante, la alta eficiencia de conversión y, por lo tanto, baja temperatura de funcionamiento, que evita la necesidad de disipadores de calor y permite el uso de dispositivos delgados y ligeros, los OLED pueden ser una buena opción para todo tipo de sistemas de iluminación. Pueden utilizarse para iluminar tanto a las personas en entornos cerrados como a las plantas, para el mobiliario o la horticultura, contribuyendo además al bienestar de las personas".

Para más información:
luigi.daquino@enea.it
mariagrazia.maglione@enea.it


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor