Novagric

Jóvenes emprendedores se enfrentan con éxito al reto de cultivar 17.000 plantas de níspero

Carmen y Juan Diego son dos jóvenes emprendedores que se han embarcado en una gran aventura. Han pasado de trabajar con un cultivo que controlaban al 100% a otro que no conocían; de cultivar al aire libre a producir por primera vez en un invernadero tecnológico.

Carmen es la gerente y Juan Diego el encargado de las empresas Agro Vivero y Casa Agrícola del Mediterráneo. Ambos decidieron ponerse en contacto con Novagric para desarrollar nuevas instalaciones de invernadero con tecnología destinadas a cultivar pistacho en semillero, una planta que conocen y con la que están acostumbrados a trabajar.

Al terminar las instalaciones del invernadero comenzarían con el cultivo del pistacho, pero se les presentó la oportunidad de comenzar a cultivar níspero para otro cliente que necesitaba germinar la planta. Decidieron echarles una mano y afrontar el reto de cultivar 17.000 plantas de níspero bajo plástico sin experiencia previa en este tipo de cultivo, ni en el manejo de tecnología en invernaderos.


El invernadero desarrollado por Novagric con el cultivo de níspero.

“Hemos tenido momentos críticos como son olas de calor donde, gracias al invernadero, hemos podido regular la temperatura y la planta ha podido salir adelante”, señala Juan Diego. El invernadero cuenta con un sistema de nebulización para controlar temperatura y humedades, sistema de riego por microaspersión aérea con caudales de 120 l.

Gracias a esta iniciativa, han podido comprobar las diferencias de cultivar al aire libre frente a producir en invernadero tecnológico, permitiéndoles un mayor control de los factores que en campo abierto son imposibles de controlar. “El invernadero te permite optimizar más recursos, crear una planta más fuerte y sana en menos tiempo y controlar posibles plagas”, explica Juan Diego. “Aquí teníamos un 95% de seguridad de que iba a salir adelante, fuera esa seguridad no la tienes y quizás no nos habríamos podido meter en un proyecto como este”, añade Carmen.


Carmen y Juan Diego dentro de las instalaciones desarrolladas por Novagric.

Este reto les ha servido para adquirir experiencia en el manejo del equipamiento y aprender a controlar las variables del invernadero para el crecimiento óptimo de la planta.

Los dos jóvenes han demostrado que el no tener experiencia no debe frenarte para alcanzar tus metas, y aunque han reconocido que al principio afrontaron este reto con miedo, como dice Juan Diego, “el miedo te hace aprender” y salir más reforzados que nunca, porque han visto lo que han sido capaces de lograr.

Novagric, por su parte, seguirá de cerca este proyecto apoyando las iniciativas de los agricultores más emprendedores, y ayudándoles con el próximo reto, el cual, han confesado, están deseando afrontar.

Para más información:
Novagric
novagric@novagric.com
www.novagric.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor