Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La centralización del empacado marca un antes y un después para un productor de uva de Sonora

En las últimas campañas, Divine Flavor y sus fincas de cultivo en el Grupo ALTA han estado transformando sus instalaciones para centralizar las labores de empacado. Como proveedor de uvas de mesa mexicanas, estas incorporaciones a su infraestructura han contribuido de manera inmediata a su capacidad de empacar diferentes formatos para varios clientes a la vez. Sin embargo, para el vicepresidente de ventas de la empresa, la mayor ventaja tiene que ver con la reducción de los problemas de calidad y unas condiciones de preenfriamiento mejoradas a lo largo de toda la temporada.

"Tras varios años utilizando unas instalaciones centralizadas para nuestras uvas, reconocemos dos factores muy importantes: cuando todo pasa por una ubicación central, nuestros equipos de control de calidad pueden supervisar directamente todas las cajas que se empacan", dice Carlos Bon, de Divine Flavor.

"En segundo lugar, podemos avanzar más rápido por todo el proceso. Una de las mayores ventajas de tener un almacén de empacado central es que se puede evitar que las uvas estén expuestas a un calor intenso y pasen inmediatamente a las salas preenfriadas".

Durante la temporada de uva de Sonora, en México, las temperaturas medias superan los 40 grados una vez termina mayo y llegan los primeros días de junio, según Bon. "Cuando la fruta llega a las instalaciones de empacado, empieza enseguida el proceso de preenfriamiento y va pasando gradualmente por cada fase", comenta. "Para cuando las uvas están empacadas, ya han alcanzado una temperatura de alrededor de 13 grados, lo que mejora drásticamente las condiciones de la fruta".

Bon dice que este año ha sido complicado para muchos viticultores mexicanos a causa de los problemas de mano de obra, pero también por la gran demanda de paquetes especiales en el retail.

"Por suerte, no hemos tenido  ningún problema relacionado con la falta de mano de obra, pero nuestra competencia lo está pasando peor", asegura. "Las presentaciones especiales de empaques precisan más tiempo y, cuando hay problemas de mano de obra, los productores no pueden permitirse arriesgar tiempo. Para nosotros, esta ha sido una oportunidad para abordar ese reto".

En 2019, una de las mayores instalaciones de Divine Flavor dedicadas a la uva en el Grupo ALTA abrió su nuevo almacén de empacado y se convirtió en uno de los mayores de México, un concepto y un modelo que se han aplicado a todas las instalaciones del grupo. Las instalaciones ocupan más de 6.500 metros cuadrados y cuentan con 10 líneas de empacado con las características modernas más recientes.

Bon señala también que disponer de unas instalaciones de empacado centralizadas ha mejorado el ánimo y la productividad de los trabajadores. "Las instalaciones de Pozo Manuel y el resto de las que tenemos tienen aire acondicionado, están bien iluminadas y se reproduce música para los trabajadores, lo que crea un ambiente divertido y distendido".

"Estas instalaciones son un compromiso con la innovación y la infraestructura que respalda nuestra meta de proporcionar a los clientes la mejor fruta", agrega.

Divine Flavor/Grupo ALTA entrarán en el pico de la producción de uvas de Hermosillo antes de pasar a la última oferta de Sonora en Caborca. La empresa enviará las primeras Jellyberry en los próximos días.

Para más información:
Michael DuPuis
Divine Flavor
Tel.: +1 (520) 281-8328
mdupuis@divineflavor.com 
https://divineflavor.com/ 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor