Imágenes por satélite para ayudar a los agricultores a mejorar la visibilidad y el rendimiento

Munin cuida sus plantas desde el espacio

Munin Space Technology es una startup española de agrotecnología que utiliza sensores del internet de las cosas (IoT) conectados por satélite e imágenes satelitales para permitir tomar decisiones más informadas, encontrar anomalías en las explotaciones agrícolas y en las plantaciones, y controlarlas a distancia.

Jorge Iglesias García es fundador y consejero delegado de la empresa: "Ayudamos a los agricultores a hacer más con menos, permitiéndoles hacer un seguimiento muy preciso de lo que ocurre en sus plantaciones. Creemos que la agricultura está en un punto de inflexión: los insumos son cada vez más caros, y con el efecto del cambio climático los problemas no harán más que multiplicarse. Tener datos ayuda a ser más exactos con los recursos, a desperdiciar menos y a utilizar mejor los insumos, tener datos es la única manera de ayudarles a avanzar”.

"Nuestras soluciones combinan sensores de suelo con imágenes propias de IoT y de satélite. Actualmente estamos en proceso de desarrollar más sensores que puedan ser utilizados para entender si la fruta está madura, para monitorear el crecimiento en las fincas y hacer un seguimiento de la temporada. Los datos que recogemos y otros datos de la plantación se combinan en una plataforma, nuestra propia APP, para que los productores tengan todo en un solo lugar", continúa Jorge.

"Mi cofundador y yo venimos del noroeste de España, que es una zona agrícola. Nuestra formación es de ingeniería, yo trabajé para la Agencia Espacial Europea (ESA) durante siete años antes de trasladarme a Singapur. Para la ESA participé en la creación y el lanzamiento de la misión del satélite Sentinel-2, que tiene varias aplicaciones agrícolas diferentes. Así me familiaricé con esta tecnología. Cuando me trasladé a Singapur, empecé a trabajar en el sector de la IA y vi el potencial que tiene para ayudar a la agricultura. Al principio, buscábamos la conectividad del IoT para todo tipo de dispositivos. Luego decidimos decantarnos por las soluciones relacionadas con la agricultura, ya que el mercado experimentará cambios sustanciales en el futuro y se enfrentará a varios retos, entre ellos el cambio climático", explica Jorge.

Los fundadores se dieron cuenta de que en el sector de la agricultura aún no hay mucha infraestructura de recopilación de datos. La innovación de la empresa consiste en recopilar diferentes tipos de datos y reunirlos en un solo lugar. Para los agricultores es una solución "plug and play", lo que significa que, una vez instalada la APP y los sensores, el programa se ejecutará y producirá recomendaciones significativas para los agricultores.

Jorge, a la derecha, junto a su socio Diego Rendoiro Rodríguez

Jorge continúa: "Nuestros clientes saben cómo cultivar productos y cómo funcionan sus plantaciones y su producción. Conocemos la tecnología, y cuando nos comprometemos con nuevos clientes, solemos empezar con unos pocos dispositivos, entre 5 y 10 en una parcela de prueba. También les damos acceso a la plataforma. Entonces tienen acceso a los datos, y reciben alertas cuando algo va mal, así como informes periódicos que pueden utilizar sobre el terreno. Nuestro objetivo es ofrecer nuestras soluciones a precios asequibles para que sean accesibles al sector en diferentes países. Nuestros dispositivos pueden adquirirse entre 300 y 400 USD, y el acceso a nuestra plataforma y APP ronda los 100 USD al año. También ofrecemos recomendaciones a los productores y asesoramiento con un coste adicional".

"Nuestra asequible estructura de precios nos permite trabajar con empresas más pequeñas, como los productores de arándanos, con explotaciones, por ejemplo, de menos de 20 hectáreas. Nuestros datos son importantes para mantener las plantas lo más sanas posible durante la fase de desarrollo. Medimos, entre otras cosas, el contenido de agua y la conectividad eléctrica para estimar la cantidad de contenido nutritivo. Estamos añadiendo sensores para la acidez, el pH y los colores de los frutos y las hojas. A partir de nuestras imágenes por satélite podemos medir aspectos generales de las plantaciones, como el estrés de las plantas, el estrés hídrico o los focos de plagas. Por ejemplo, nuestros datos pueden evitar que los productores tengan que rociar toda la plantación con pesticidas; con la información adecuada saben exactamente en qué parte de la plantación aplicar los pesticidas", concluye Jorge: "Podemos ayudar a los agricultores a conseguir mejores resultados con menos insumos".

 

Para más información:

Jorge Iglesias García
Fundador y CEO
Munin Space
www.munin.space 
jorge@munin.space 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor