Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Especial Moldavia: Tiferet, proveedora de frutas congeladas

"El mercado de las frutas congeladas se ha paralizado"


La fruta recién recolectada llega para su procesamiento. 

La fruta congelada adecuadamente dentro de los dos días posteriores a la cosecha a menudo retiene más vitaminas que la fruta fresca que ya lleva algunos días en el frutero. Si bien la industria de la fruta congelada aún no está muy desarrollada en Moldavia, la amplia oferta de fruta fresca en el país ha atraído a algunas empresas a comprar la maquinaria adecuada y congelar grandes volúmenes de fruta, principalmente para la exportación. "Antes de la pandemia, el mercado era estable. Después del estallido del coronavirus, sin embargo, y este año en particular, los precios son erráticos, y los grandes retailers y las empresas de procesamiento actualmente están esperando a ver qué sucede. Estamos un poco perdidos", dice Julia Tymoshenko, de la proveedora de frutas congeladas Tiferet.


Lavado de la fruta. 

Congelación estática
"Congelamos los productos durante 12-24 horas a -35 ºC. Con este procedimiento, se obtiene un resultado similar al de la congelación rápida individual (IQF) en túneles. Algunas frutas, como las frambuesas, incluso tienen mejor aspecto después de la congelación estática, ya que se rompen menos. Podemos congelar 40 toneladas diarias. Nuestra temporada suele empezar a finales de mayo y terminar en el mes de octubre, aunque este año el período de cosecha fue más corto debido a las condiciones meteorológicas. Congelamos más de 1.000 toneladas de fruta en solo un mes y apenas 200 toneladas adicionales en los otros meses. Aunque no solo el tiempo ha sido el culpable, ya que el alto precio de la electricidad nos obligó a tomar algunas decisiones y bajar los volúmenes de producción". 

Los veranos son ajetreados
Las fresas siempre dan el pistoletazo de salida a la temporada. "Las recolectamos con uno o dos grados Brix más en comparación con las fresas para el mercado en fresco. Las fresas deben ser completamente rojas, sin que se vean partes verdes. Usamos la variedad Marmalade, que también suele presentar el precio más asequible. En verano, normalmente comercializamos unas 500 toneladas de fruta congelada, es decir, cargamos dos o tres camiones por semana. El verano es el período de mayor actividad, ya que realizamos cuatro actividades simultáneamente: el preenfriado, el congelado, el almacenamiento y la venta", continúa Julia. 

Tiferet centra sus ventas en el mercado de Europa occidental. "Nuestro primer envío fue a Austria. Si bien el veto ruso no incluye nuestros productos, actualmente no enviamos volúmenes a Rusia. No obstante, en 2018 establecimos una asociación fructífera en Rusia con la filial de una importante empresa polaca. En estos momentos seguimos manteniendo el contacto, pero las exportaciones están paralizadas". 

Altos costes de las materias primas
Julia explica que los precios de compra de todas las frutas casi se duplicaron el año pasado. "Y este año los precios son aún más altos, de las frambuesas en particular. El alto nivel de los precios se debe en parte a la especulación en el mercado, en parte a las malas condiciones meteorológicas en varias regiones de Europa. Dado que a algunas empresas de alimentos congelados les fue bien el año pasado, están tratando de mantener los mismos precios esta temporada, sin éxito de momento", explica Julia. 

"Los altos precios del gas ya han provocado que más de una planta de procesamiento apague sus máquinas, incluido un buen cliente nuestro eslovaco que produce mermelada. Además, la inflación en Europa está haciendo que los consumidores pierdan la confianza. Las empresas de alimentos congelados generalmente intentan saber qué precios maneja Serbia, ya que ese país tiene grandes volúmenes almacenados y determina en cierta medida la situación del mercado".

Mercado parado
Este año, sin embargo, Ucrania revolucionó por completo el mercado, incluso deteniéndolo, de acuerdo con Julia. "Ucrania suele entrar al mercado de frutas congeladas un poco más tarde que Moldavia –además con grandes volúmenes– porque tiene variedades mayoritariamente remontantes. Nosotros pagamos precios muy altos por la materia prima, en el caso de las frambuesas una media de 3,5 euros. Las previsiones hechas a principios de año, en función de la situación del mercado y las conversaciones con los clientes, apuntaban a que los productos congelados se venderían a más de 5 euros. Y es que nadie esperaba grandes volúmenes provenientes de Ucrania este año debido a la guerra. Como tuvieron una cosecha normal y como necesitaban dinero, los productores ucranianos vendieron su fruta fresca más barata de lo habitual. Las primeras ofertas de frambuesa congelada de Serbia estaban por encima de los 5 euros, pero Ucrania va muy por debajo de eso, a 3,50 € por la misma calidad. Esa es una gran diferencia. Algunos comerciantes compran en Ucrania, otros están esperando que los demás países también bajen sus precios. Eso es difícil, sin embargo, puesto que la materia prima se ha comprado a precios muy altos. Por lo tanto, no estamos vendiendo mucho, solo un camión por semana".

"A pesar de la difícil situación, hay un lado bonito en todo esto. Y es que todos en la cadena de suministro se mantienen informados sobre los desarrollos y las oportunidades del mercado. Incluso los competidores se ayudan mutuamente en estos momentos. Es extraño, pero realmente ocurre en estos días: que un competidor encuentre un comprador para ti. Aun así, la situación no es muy prometedora para las próximas semanas y los siguientes meses. Serbia no está bajando mucho sus precios por ahora y también surge la pregunta inevitable: ¿Cuánto más están dispuestos a pagar los consumidores por la fruta o sus derivados este invierno?", concluye Julia algo preocupada. 

Tiferet es una empresa proveedora de frutas congeladas, ubicada en la región de Causeni, en el sureste de Moldavia. Comenzó en 2014 como empresa de cultivo de ciruelas, albaricoques, guindas y grosellas negras. En 2017, Tiferet se especializó en la congelación de fresas, frambuesas, moras, albaricoques y ciruelas. Dos empresas italianas diseñaron la planta de procesamiento, mientras que las instalaciones de congelación fueron proporcionadas por empresas polacas. La producción cumple con los estándares europeos y la empresa también está trabajando para obtener las certificaciones necesarias para exportar a Canadá y Estados Unidos. La mayoría de los productos congelados se envía a Alemania, Austria, Italia, República Checa, Bélgica, Hungría, Polonia, Rumanía y Ucrania.

Para más información:
Julia Tymoshenko (gerente de proyectos)
Tiferet
Gradinita (Moldavia)
Tel.: +373 (0)78 27 42 58
Móvil: +38 (0)97 680 47 48 (Ucrania)
julia.tiferet@gmail.com  
www.tiferet.md 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor