Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Springfresh utiliza flujos de residuos de cebolla para hacer polvos, chutneys y productos para untar

"Estamos totalmente enfocados en agregar valor a nuestros flujos residuales"

La procesadora de verduras polaca Springfresh se ha visto desafiado por la invasión rusa de Ucrania a principios de este año. No solo porque los costes de la energía han aumentado, sino porque también se ha vuelto difícil encontrar trabajadores. "Incluso antes de que estallara la guerra, teníamos muchos empleados ucranianos. De repente, los hombres tuvieron que ir a la guerra, y recibimos una afluencia de refugiados. Eso tuvo un gran efecto", dice el director de la empresa, Derreck Bac.


Derrick Bac

Bac fundó la empresa, que limpia y procesa verduras como cebollas, chalotes, rábanos, colirrábanos y coles de Bruselas, hace 15 años. Recientemente, la compañía se ha enfocado en la actualización de productos, como los flujos residuales de las cebollas. "Ya hacemos puré de cebolla y cebollas en escabeche y ahora estamos trabajando en el desarrollo de un polvo. Y eso no es poca cosa. Últimamente, la demanda del mercado se ha desplazado notablemente de los productos procedentes de China y la India a los productos locales. Cuando se pueden producir estos productos en Europa, se consideran de manera diferente, y el precio ya no es el único factor decisivo".


Migas de coles de Bruselas

"Estos nuevos productos abren nuevos canales de venta. Siempre hemos operado en el segmento de vida útil corta con nuestros productos frescos. Estos nuevos productos nos permiten entrar en una parte completamente diferente del mercado alimentario. Estamos recibiendo pedidos de productos con una vida útil de un año o más, como purés para sopas y salsas. Hasta ahora, hemos suministrado principalmente a supermercados y al canal horeca. Sin embargo, con estos productos procesados, tratas mucho más con procesadores de alimentos y carne, fabricantes de salsas y productores de ensaladas. Ya tenemos contratos para nuestros encurtidos y purés. También estamos desarrollando muchos productos nuevos como chutneys de cebolla y pastas para untar, pero aún no están disponibles comercialmente", dice Derreck.

Puré de cebolla amarilla

Springfresh obtiene la mayor parte de sus cebollas de los Países Bajos y está teniendo problemas para obtenerlas para su procesamiento. "Son caras, y me pregunto si habrá suficiente cebolla disponible hasta el final de la temporada. Es un mercado de compra difícil, pero tampoco es un mercado de venta fácil. Negociamos niveles de precios muy diferentes con los clientes. La mayoría de ellos no están preparados para eso o prefieren ignorarlo. Al final, todo funcionará; al fin y al cabo, los clientes necesitan productos".

Los compradores holandeses constituyen una parte importante de las ventas de Springfresh. Sin embargo, en los próximos días, Derreck ve oportunidades, especialmente fuera de ese país. "En particular, los mercados alemán y escandinavo están creciendo. También veo perspectivas de más ventas en el mercado polaco. Muchos holandeses piensan que Sulęcin, donde queda nuestra fábrica, está muy lejos. Pero eso no es cierto. Estamos a solo 750 kilómetros de Ámsterdam. Sulęcin está justo al otro lado de la frontera alemana, a 100 km al este de Berlín. Todos los camiones que cargamos hoy llegan a los clientes mañana", explica Derreck.


Chutney de cebolla roja

"Además de añadir valor a nuestros flujos de residuos, también estamos totalmente comprometidos a utilizar el calor que liberan nuestras cámaras frigoríficas. Lo usamos para secar productos. Junto con la mejora de nuestros flujos residuales, ese es un buen ejemplo de emprendimiento circular". La gama de cebollas procesadas ha consistido en cebollas peladas, cortadas en cubitos y rebanadas durante años. "Queremos centrarnos aún más en la automatización en los próximos años. El siguiente paso es la clasificación óptica, aunque todavía lo estamos discutiendo".

Por lo pronto, Springfresh ya ha trasladado su lavado y procesamiento de coles de Bruselas a los Países Bajos. "Ahora podemos distinguir las coles ligeramente manchadas de las podridas. Eso ofrece muchas oportunidades para añadir valor al producto. Y hay muchas maneras de añadir valor a los flujos residuales de las coles de Bruselas, como hamburguesas, pesto, bases de pizza y añadir hojas a las ensaladas. Recientemente asistí a un evento con blogueros de comida y me sorprendieron genuinamente los muchos usos que ven para nuestros productos. De esta manera, podemos utilizar toda la col y apenas tenemos desperdicios", concluye Derreck.

Para más información:

Derreck Bac
d.bac@springfresh.eu
Springfresh Group
Tel.: +48 603 598 954
D.Bac@springfreshgroup.nl  
www.springfreshgroup.pl   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor