California va camino de batir récord; el calor acelera la temporada europea

Resumen del mercado global de la fresa

El verano ha sido largo y caluroso en Europa y las consecuencias que ello ha tenido en el mercado de las fresas son muy evidentes. La fruta madura deprisa, los calibres son pequeños y la vida útil es limitada. También la demanda es limitada debido a las vacaciones de verano, por lo que la situación para los productores y los comerciantes no ha sido la ideal. El resultado es muy fácil de adivinar: el final de la temporada se precipitará en Países Bajos y Bélgica. En oros países, preocupa el sabor de las fresas (Francia) o la mano de obra (Estados Unidos). A continuación, les ofrecemos un resumen de la situación del mercado de la fresa en el mundo.

Año de récord para California
Las temperaturas en la costa central de California se han suavizado levemente en las últimas semanas y esto ha hecho que las condiciones sean las ideales para los productores de fresas. Este año, gracias a las heladas tempranas de la primavera, los productores del estado han batido récord.

Aunque la calidad y el rendimiento son buenos, el mercado es imprevisible, si bien en las últimas semanas, ha tenido un comportamiento más estable. Está previsto que la demanda vuelva a mejorar hasta el primer lunes de septiembre, cuando en Estados Unidos se celebra el Día del Trabajo, y se espera que suban los precios. La temporada dura hasta octubre, dependiendo de la región. El mayor reto que tienen los productores es encontrar mano de obra. No es trabajo fácil encontrar suficientes recolectores, así que no se puede cosechar toda la fruta.



Países Bajos: Fresas recalentadas
La última ola de calor ha tenido graves consecuencias en el mercado de la fresa. Los productores de campo abierto han sufrido muchos problemas por la rápida maduración de las fresas, ya que la fruta no ha tenido tiempo de crecer. Sus fresas son más pequeñas y hay menos kilos disponibles. El calor tampoco le ha hecho ningún bien a la calidad de las fresas, que están más blandas, tienen un aspecto apagado y una vida útil más corta. Todo ello se ha traducido en precios bajos. Además, el periodo vacacional no ha ayudado y no se venden muchas fresas en los supermercados. Los comerciantes dicen que, aunque la producción ha sido menor, no ha desaparecido la sobreoferta. Esas fresas han acabado en la industria transformadora.

Los precios de las fresas han subido ligeramente en los últimos días. Ahora, todo apunta a que habrá menos fresas a finales de agosto y en septiembre, porque los productores están cosechando con mucho adelanto. Algunos productores de invernadero han respondido plantando más pronto, así que, con suerte, la escasez no será tan pronunciada.

Francia: Sorpresa por la percepción de que las fresas tienen poca calidad
Francia se ha sorprendido esta semana al conocer que solo el 32% de los consumidores franceses están satisfechos con el sabor de las fresas que encuentran en los supermercados. La producción española y francesa ha obtenido prácticamente la misma baja puntuación en este estudio, aunque las fresas francesas son casi el doble de caras.

Un productor dice que la temporada francesa ya está prácticamente finalizada. De hecho, hace un par de meses que no tiene nada. Ha sido una temporada con altibajos, como se puede leer en el informe del Ministerio de Agricultura. La temporada comenzó con buenos precios, pero con retraso por el mal tiempo. Las lluvias dañaron la cosecha y eso provocó que el consumo fuera limitado. Por las bajas ventas, los precios cayeron considerablemente en abril y mayo. Solo a finales de abril hizo buen tiempo y tanto el consumo como los precios mejoraron.

Los precios volvieron a caer en junio. Al final, se situaron un 7% por encima de la media 2013-2017. La producción total ascendió a 57.450 toneladas, similar a las cifras logradas en años anteriores.

Predominan las fresas alemanas
Las fresas alemanas siguen dominando el mercado (mayorista) alemán. Los comerciantes hablan incluso de monopolio. Tan solo en el mercado mayorista de Fráncfort ha habido algunas fresas de los Países Bajos, Bélgica y Polonia. Sin embargo, el calor ha tenido un efecto negativo sobre la calidad del producto que hay disponible ahora mismo. Los comerciantes confirman que la vida útil media de la fruta es difícil de estimar; en consecuencia, las fresas no son especialmente demandadas en el mercado.

Incluso a la hora de fijar el precio, los (grandes) mayoristas tienen que estar dispuestos a transigir. En los casos más extremos, los precios han alcanzado niveles ínfimos, tan solo 0,50 euros por 500 gramos. No obstante, las remesas de calidad razonable han alcanzado precios de alrededor de 2,20 euros. Las pocas fresas polacas disponibles en el mercado alemán son algo más caras, en torno a 2,80 euros por cada 500 gramos.

Bélgica: La oferta cae tras una temporada difícil
Esta semana, los precios de las fresas son bastante altos porque la oferta también ha caído un poco. Los precios de una libra (454 gramos) de fresas oscilan entre 3,10 y 3,30 euros, mientras que la semana pasada rondaban los 2,50-2,70 euros. Según un comerciante, esta temporada ha sido difícil. Casi todas las frutas, fresas incluidas, han sufrido los efectos del tiempo seco y el calor. La oferta no ha sido decepcionante, pero las fresas han sufrido problemas de calidad y ha habido muchas quejas más que en años anteriores por ese motivo.

España: Las cooperativas onubenses quieren cultivar todo el año
La temporada de Huelva, la mayor zona productora de fresas de España, llegó a su fin en junio. Sin embargo, en la actualidad se están cosechando volúmenes pequeños en el norte de España. En los últimos dos o tres años, algunas de las mayores cooperativas de Huelva han experimentado con el cultivo de fresa en Ávila, una zona con condiciones que en verano, son similares a las que se dan en Huelva. De hecho, las plantas de fresa que se cultivan en Huelva proceden de estas zonas. Por ahora, los resultados son buenos y la superficie va creciendo gradualmente. La producción es limitada porque está destinada al mercado nacional. En Ávila, la cosecha va de junio a diciembre, lo que permite a las empresas de Huelva ofrecer fresas todo el año.

Según las cifras presentadas por Freshuelva, la cosecha de la campaña onubense 2017/2018 asciende a 280.300 toneladas, un 8% menos que en la temporada anterior. Este descenso se ha producido pese a que la superficie ha crecido un 9%. También la facturación ha caído (-4%) hasta situarse en cerca de 437 millones de euros. Sin embargo, el precio medio ha subido un 4%.

En el primer trimestre del año, el volumen cosechado de fresa cayó en torno a un 20%, principalmente por el frío de enero y febrero y las posteriores lluvias, que se prolongaron hasta marzo. En abril, los resultados volvieron a ser comparables a los obtenidos el año anterior, pero se destinó un mayor volumen a exportación. En mayo, el mercado menguó rápidamente por el aumento de las temperaturas y de la competencia de otros países europeos (Francia, Reino Unido, Alemania o Bélgica). A consecuencia de estos factores, la temporada concluyó en junio. En resumen, la primera mitad fue complicada debido a las condiciones meteorológicas, pero la segunda mitad fue más positiva.

Israel cierra una buena temporada
La temporada ya está prácticamente finalizada y los productores han tenido un buen año. Unas condiciones meteorológicas suaves en la temporada de cultivo, en combinación con una superficie mayor, han tenido como resultado un rendimiento relativamente más alto en la mayoría de las regiones productoras del país. Las plantaciones se encuentran sobre todo en las zonas costeras.

El consumo de fresas per cápita es 4 kilos más alto que en la mayoría de países de la OCDE. La temporada va de primavera a principios de verano, por lo que hay espacio para las importaciones la mayor parte del año. China y los Países Bajos son los principales proveedores y también hay algunos países europeos que exportan a Israel. Puesto que las temperaturas han sido inusualmente altas en Europa, es posible que la oferta en Israel también se vea afectada, aunque todavía es muy pronto para evaluar el alcance de los efectos.

Perú ve crecer sus exportaciones
Entre enero y abril de este año, las exportaciones han sido considerablemente mayores que el año pasado en las mismas fechas. El año pasado, se exportaron 1,5 millones de kilos de fresas que generaron 2,6 millones de dólares. Este año, el volumen exportado asciende a casi 3,3 millones de kilos por un valor de 5,9 millones dólares FOB. Las cifras de Agrodata Perú muestran que la mayoría de las fresas se envían a los Estados Unidos, mercado donde se ha generado una facturación cercana a 1,3 millones de dólares. Los siguientes de la lista son Canadá (1,2 millones de dólares), Corea del Sur (746.000 dólares), Japón (666.000 dólares), los Países Bajos (497.000 dólares) y Puerto Rico (118.000 dólares).

China: Los aranceles de importación cambiarán el mercado
La cosecha de fresa ha finalizado. Las empresas chinas se han pasado a la importación de fresas congelada. Una parte de esas importaciones proviene de los Estados Unidos, aunque el flujo comercial podría cambiar en un futuro próximo. Esta semana, el Gobierno de china ha anunciado unos aranceles de entre el 5% y el 25% a las importaciones de los Estados Unidos, que entrarán en vigor el 23 de agosto. Con ello, china ha respondido a la decisión de los Estados Unidos de aplicar aranceles a la importación de frutas y hortalizas chinas. A las fresas les corresponde un elevado arancel del 25%, por lo que los mercados chino y estadounidense de la fresa se verán afectados. El alcance del impacto de la guerra comercial todavía no está claro. El mercado de las fresas crece un 9% al año.

Australia busca aumentar las exportaciones
En la próxima década, el sector concentrará sus esfuerzos en las exportaciones. Con el Plan de Inversión Estratégica, el sector espera que la producción crezca entre un 4% y un 8%. El país exporta más fresas de las que importa, pero en la actualidad el sector se topa con barreras comerciales. No todos los mercados están abierto, pero se está abordando el problema. Los próximos años, se pondrá el foco en Macau, Nueva Zelanda, Tailandia y Malasia.

Las fresas tienen dos temporadas en Australia: de verano en el sur y de invierno en el norte, con producción en Queensland y Australia Occidental. El precio al por menos en las últimas semanas se ha situado entre 1 y 2 dólares por 250 gramos de fresas locales, como resultado de la gran oferta de esta fruta. Las condiciones de cultivo han sido buenas, con poca lluvia. Esto también ha aumentado el número de consumidores que han querido recolectar sus propias fresas en los campos.

En el tramo final de la campaña en junio de 2017, la producción ascendió a 91.083 toneladas. De estas, el 13% se suministraron a la industria transformadora. Las exportaciones sumaron 3.881 toneladas, lo cual ilustra la tendencia de crecimiento anual. Singapur es el mayor destino.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor