Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del impacto del coronavirus en el mercado global

Esta semana, el resumen del mercado global es ligeramente distinto de lo que están acostumbrados a recibir. En los últimos días, las medidas aplicadas por los distintos Gobiernos se han sucedido rápidamente. Por lo tanto, esta vez les ofreceremos una perspectiva general de las consecuencias de esas medidas en el comercio hortofrutícola mundial.

En casi todos los países se están tomando precauciones: trabajar desde casa tanto como sea posible, almacenes que no funcionan a pleno rendimiento debido a la distancia que debe mantenerse entre los empleados, transportistas que tienen que permanecer en sus camiones y restricciones de espacio en las empresas. Los comercios al por menor han absorbido casi toda la demanda, aunque en algunos países este auge ya se está estabilizando, ahora que la gente ya se ha abastecido. En España las ventas están paralizadas en gran parte del canal de venta tradicional. La demanda de cítricos está aumentando debido a su contenido de vitamina C; no hay stocks, la fruta sale al día y los precios están subiendo. Por su parte, los comerciantes de aguacate, mango y berries temen una caída en la demanda de sus productos. En lo que respecta a la logística, la escasez de contenedores frigoríficos y las restricciones al transporte aéreo son los principales factores que afectan al sector. El tráfico por carretera en Europa se está viendo obstaculizado por los controles en las fronteras internas. Los productores también están preocupados por la escasez de mano de obra.

Parálisis de venta de frutas y hortalizas en gran parte del canal de venta tradicional en España

Después de Italia, España es el país más afectado de Europa, ya que en los últimos días el virus se ha propagado mucho más rápidamente que en cualquier otro país del mundo. Los ciudadanos llevan en sus casas de cuarentena desde hace una semana.

La confusión reduce significativamente la venta de frutas y hortalizas en fruterías y mercados municipales, lo que se une al cierre de mercadillos y del sector de la restauración colectiva. La mayor parte de las ventas las han acaparado las cadenas de supermercados, que en condiciones normales venían representando el 50% del volumen de venta total de frutas, y que por tanto, no tienen capacidad para compensar la cobertura geográfica y penetración del canal tradicional. Como consecuencia, la producción nacional se enfrenta a la imposibilidad de hacer llegar parte significativa de su oferta.

En condiciones normales de mercado, el canal minorista comercializa el 45% de la producción de Plátano de Canarias- uno de los productos más afectados, junto a la fresa-, un sector donde el plátano alcanza además cuotas muy superiores a los de la banana de terceros países, de acuerdo con Asprocan. Como consecuencia, el incremento de ventas que pueda circunstancialmente darse en el canal de la gran distribución no es capaz de compensar la pérdida que supone la parálisis del canal especialista para el Plátano de Canarias.

La incertidumbre del mercado está conduciendo a una volatilidad de los mercados mayoristas de frutas muy pocas veces vista y un ejemplo de ello, es el dado esta misma semana en Mercamadrid, donde el pasado martes se comercializó en un solo día el 50% del plátano y la banana vendida durante toda la semana anterior para, a partir del día siguiente miércoles 18 de marzo, pararse prácticamente en su totalidad hasta hoy.

La incertidumbre viene además de la mano de continuas noticias sobre el recorte de horario en  tiendas de alimentación, o la propia confusión acerca de la apertura de mercados municipales. Ayer mismo los 47 mercados municipales de Madrid hicieron un llamamiento a los consumidores debido a que el temor de los ciudadanos ha dado lugar a una ausencia total de clientes en sus puestos. A todos estos factores hay que unirle, además, el cierre del canal de hostelería y turismo y de comedores escolares, que si bien no suponen un canal de volumen principal para productos como el plátano, sí son destinos habituales de la banana, que no encontrando salida, pasa a subastarse a la baja en el mercado mayorista. 

Ante esta situación global, es de enorme preocupación para el sector no tener más remedio que aplicar mecanismos de gestión de crisis cuando al mismo tiempo es necesario garantizar el mayor suministro de fruta que sea posible al país.

Por el lado de los que trabajan para la gran distribución, la semana pasada se batieron récords en las subastas de hortalizas. Los agricultores están tratando de cosechar tanto como sea posible y trabajar durante más tiempo para cubrir la demanda de los supermercados. Los comerciantes de cítricos han limitado sus ventas a sus clientes, siendo la demanda de patatas y cítricos especialmente elevada. Los precios de los cítricos están subiendo porque la producción es limitada, la fruta sale a los mercados el mismo día que es cosechada. Con la recesión económica que se avecina, los comerciantes temen que la demanda de productos de lujo, como mangos, aguacates y frutos rojos, disminuya.

Actualmente, los almacenes permanecen abiertos con normas estrictas para sus trabajadores, lo cual está ralentizando el proceso de producción.El aumento de la demanda desde otros países europeos, los problemas en la producción y la subida de los costes provocan tensiones entre los importadores y los exportadores. Muchos camiones también están regresando a España vacíos. Si se imponen más restricciones a los productos no procesados, los problemas del sector podrían agravarse.

Italia: Los cítricos van bien; la escasez de trabajadores podría afectar a la cosecha
Todo el país está confinado. La situación en el norte es muy mala, mientras que en el sur, por ahora, está más controlada. Con algunas excepciones, los italianos tendrán que permanecer dentro de sus casas hasta el 3 de abril. Los supermercados están abiertos, pero el turismo ha desaparecido y los colegios están cerrados, lo cual ha provocado una fuerte caída del consumo.

En algunos casos, los vendedores al por menor en Italia han aumentado sus pedidos en un 30%, mientras que los de la hostelería han caído un 80% en las últimas tres semanas. Los proveedores están recibiendo buenos precios, sobre todo porque la disponibilidad de productos importados se ha reducido. Para algunos, las ventas han aumentado un 40% o más.

Se están haciendo cambios en los programas en el campo para los próximos meses. Por ejemplo, los productores de frutas de hueso están dejando menos fruta en el árbol, por lo que su cosecha será más pequeña, pero con calibres más grandes. La situación actual de los cítricos es buena, pero la demanda de hortalizas como el brócoli, la coliflor, la espinaca o la alcachofa se ha reducido. Las alcachofas han dejado de cosecharse debido al bajo consumo y al cierre de mercados y restaurantes. Los precios de este producto han caído en un 50% de media. El precio de las fresas también ha caído en un 40-50%. Mientras tanto, la temporada de tomate para industria está a punto de comenzar.

En cuanto a la logística, hay problemas principalmente en las fronteras con Austria, Eslovenia y Croacia. Por el momento, no parece haber problemas en los puertos. Los mercados mayoristas están abiertos, pero con muchas precauciones. Sin embargo, los comerciantes indican que sus ventas se han reducido a la mitad. La escasez de trabajadores sigue siendo un problema importante. Muchos de estos trabajadores están actualmente en sus países de origen y no pueden y/o no quieren ir a Italia para ayudar en la cosecha.

Países Bajos: gran aumento en la facturación de los supermercados, mientras los proveedores del canal horeca han visto la suya evaporarse
El fin de semana pasado, los supermercados fueron escenario de situaciones inusuales. A pesar de las advertencias, hubo clientes acaparando rollos de papel higiénico, jabón de manos o pasta, pero también frutas y hortalizas. El CBL informa que algunos consumidores han estado comprando mucho más de lo normal en sus compras diarias o semanales. Las consecuencias para el comercio de frutas y hortalizas son muy diversas. Los proveedores de los supermercados han registrado un gran aumento en su volumen de negocios. Los proveedores del canal horeca, por otro lado, están perdiendo el suyo. Según el director general de The Greenery, Steven Martina, los volúmenes del pasado fin de semana superaron los de Pascua y Navidad. Los restaurantes, por otro lado, están cerrados desde el domingo por la noche, por lo que su situación es más problemática. También existe preocupación en el sector de la importación, especialmente para los proveedores a gran distancia. "Es muy difícil tomar decisiones sobre comercio con productos que llegarán en tres o cuatro semanas. Esto es algo que estamos viendo ahora mismo con la preparación de la temporada de cítricos de Sudáfrica. La incertidumbre es enorme", dice Michel Jansen, de Total Produce. Parece que la demanda se centra principalmente en los productos a los que se atribuyen efectos beneficiosos, como el jengibre y el ajo, así como en los productos de larga duración, como las cebollas, el repollo y las manzanas. El mercado de la patata no parece haberse beneficiado todavía de la situación. Los comerciantes de los mercados sienten que están en desventaja frente a los supermercados, ahora que muchos mercados públicos han sido cerrados, pero en los Países Bajos todavía no ha habido cierre total, como en otros países. Los agricultores que están perdiendo ventas están encontrando soluciones creativas, como mercados para la venta de sus productos sin bajar del coche. Además, más gente que nunca en el comercio de frutas y hortalizas está trabajando desde casa. En general, las empresas se sienten respaldadas por el paquete de medidas de apoyo que el Gobierno ha anunciado.

Bélgica: el sector de la patata es el más afectado
Aunque Bélgica está ciertamente afectada por el coronavirus, las consecuencias para las importaciones todavía no han sido tan malas. El suministro de productos de ultramar continuará por el momento, aunque esto puede cambiar rápidamente. Los vuelos están siendo cancelados y los importadores esperan que la actividad no se detenga en los puertos. Las ventas en el Centre Européen de Fruits et Légumes (Centro Europeo de Frutas y Hortalizas) continúan con normalidad. Las ventas ya no se realizan en la galería y los puestos tampoco se colocan. La galería sigue siendo accesible, pero el centro ha pedido que los pedidos se hagan, siempre que sea posible, por teléfono o correo electrónico. En el sector de la patata, las empresas que suministran patatas y patatas fritas a las cocinas industriales y a las empresas de comida rápida se han visto especialmente afectadas. En cuanto a los pedidos de hortalizas procesadas, se ha producido una reducción de la demanda por parte de escuelas, hospitales, etc., aunque esto se ha visto compensado por las mayores compras de los minoristas.

Reino Unido: la falta de trabajadores será el mayor desafío en mayo
Casi toda la demanda de fruta y hortalizas se ha concentrado en supermercados y hospitales. Debido a que la gente ha estado acumulando innecesariamente, los lineales de frutas y hortalizas en los supermercados han estado a menudo vacíos. Más personas han acudido a sus supermercados locales para comprar grandes cantidades de frutas y hortalizas que han llegado directamente del mercado mayorista. Los propios mercados mayoristas también están abriendo sus puertas al público para la venta directa. La principal preocupación de los cultivadores es, sobre todo, la inminente escasez de trabajadores de Europa oriental. Este temor ya existía con el brexit, pero con el coronavirus la situación solo empeorará. Un agricultor sugiere que la gente que trabaja en hoteles y restaurantes podría quizás echar una mano, aunque no cree que estos tengan la mentalidad adecuada para ello.

Alemania: escasez inminente de trabajadores temporales y de logística
En Alemania, todavía no hay razón para temer una escasez de suministro de frutas y hortalizas frescas. Sin embargo, en lo que se refiere a la mano de obra del sector, la asociación comercial DFHV prevé grandes problemas a corto plazo. "La actual escasez de camioneros solo empeorará", dice el jefe de DFHV, el Dr. Andreas Brügger. Por lo tanto, aboga por una relajación de las medidas preventivas para que a los trabajadores en el sector logístico no se les ponga en cuarentena innecesariamente.

Los trabajadores temporales están en una situación similar. En este momento, existe una necesidad urgente de trabajadores para llevar los primeros espárragos de la temporada a los estantes. "El cultivo de frutas y hortalizas no sirve de nada si no se puede llevar el producto de un punto A a un punto B, o incluso cosechar", dice el mensaje urgente de Brügger.

Austria: el estado de ánimo, en horas bajas
En Austria se han establecido medidas de seguridad estrictas para evitar que el virus se siga propagando. No se permiten reuniones con más de cinco personas y la libertad de movimiento se ha limitado. "Las calles están muy tranquilas; el estado de ánimo está en horas bajas. Ha habido caos en los supermercados durante una semana debido al acaparamiento masivo de productos y los mercados mayoristas siguen funcionando a pleno rendimiento".

Un comerciante que se dedica principalmente a proveer al canal horeca informa de una caída en el volumen de negocios de aproximadamente el 90%. "El Gobierno habla de posibles planes de compensación, pero aún está por ver si también se aplicará a las pymes". Según el comerciante, la gente ahora mismo está tratando de sacar el máximo provecho posible de la situación. "Hemos estado suministrando paquetes de frutas a particulares durante bastante tiempo, y ahora vamos a ampliar esta actividad tanto como sea posible. Muchos consumidores están tratando de evitar los espacios públicos, incluyendo las tiendas, y prefieren que se les entreguen sus alimentos a domicilio".

Suiza: escenas dramáticas en los supermercados
Hace más de una semana que cada día se ven estantes de frutas y hortalizas vacíos en algunas tiendas suizas. Los volúmenes de pedidos diarios son aproximadamente un 60% más grandes de lo normal, lo cual está teniendo un impacto en los procesos logísticos. "Se están haciendo grandes esfuerzos para que los pedidos lleguen del punto A al B a tiempo". En general, la situación está agitada, pero sigue bajo control.

Francia: los productos básicos son los más acaparados
La vida social francesa se ha detenido en gran medida. Las escuelas, los establecimientos hoteleros y las tiendas que venden artículos que no son de primera necesidad han cerrado sus puertas. Cualquiera que esté en la calle sin una razón válida se arriesga a multas de 135 euros. Por supuesto, todo esto está afectando al mercado hortofrutícola.

Al igual que en muchos otros países europeos, ha habido mucho acaparamiento en supermercados franceses. Esto ha conllevado lineales vacíos y un aumento sustancial del volumen de negocios de los supermercados. El equipo directivo de los supermercados y los políticos continúan asegurando que no habrá escasez y que no hay necesidad de acaparar, pero a los consumidores no parece importarles. Los productos más populares son los básicos, como las zanahorias, las patatas y los cítricos. Por otro lado, los productos de lujo, como los espárragos, no están teniendo el mismo éxito. Los agricultores que normalmente venden grandes volúmenes a escuelas y establecimientos de restauración han recibido un duro golpe. Ahora tienen que buscar otros canales de venta.

La logística se ha complicado mucho debido a la crisis del coronavirus. "Por ejemplo, hay transportistas que no quieren correr el riesgo de quedarse atrapados en Italia, por lo que los italianos ahora a veces recogen ellos mismos la mercancía en el sur de Francia". También hay más controles fronterizos, lo que provoca retrasos.

Aunque el mercado mayorista de Rungis ha cerrado su departamento de flores esta semana, el comercio de frutas, hortalizas y otros productos de alimentación continúa como siempre. El director de Rungis, Stéphane Layani, afirma que esto seguirá siendo así.

Para la temporada que está por llegar, los mayoristas predicen una ligera reducción en el volumen de frutas y hortalizas; no por falta de volúmenes, sino porque se esperan muchos retrasos en general. Esto se debe a los controles fronterizos, el cumplimiento de estrictas normas de higiene y a que los trabajadores, incluidos los recolectores de fruta, caen enfermos. Habida cuenta de esto, y también de la elevada demanda, se espera que los precios aumenten. Esto, de hecho, ya está sucediendo con algunos productos.

Marruecos: fronteras con Europa cerradas
Marruecos ha cerrado sus fronteras con Europa, lo cual ha detenido la llegada de trabajadores marroquíes a España, generando un problema para la próxima cosecha. Solo el 35% de la mano de obra se encuentra actualmente en el país, lo que significa que no todos los productos pueden ser cosechados.

Polonia: la demanda de manzanas aumenta; las fronteras se están cerrando
Las fronteras polacas están cerradas; solo se permite el paso de mercancías y de ciudadanos polacos, pero las colas en la frontera con Alemania son largas. De hecho, a menudo miden más de 20 kilómetros. Mientras tanto, la demanda de manzanas en el país ha estado aumentando fuertemente debido al acaparamiento. Las empresas informan que pueden seguir trabajando, aunque cumpliendo con ciertas normas de seguridad. Otros comerciantes temen una disminución de la demanda de frutas y hortalizas debido a su corta vida útil, ya que las escuelas están cerradas y los canales de venta son limitados.

Hungría: "La grave escasez de trabajadores afecta a la cosecha de col china"
La temporada de recolección está a punto de comenzar en Hungría. Se espera que los primeros lotes de col china de este país centroeuropeo se cosechen la semana que viene. "Sin embargo, no tengo ni idea de cómo nos las arreglaremos para hacerlo, ahora que muchos de los temporeros rumanos se están quedando en casa", dice un comerciante del sur de Hungría. Según un comerciante, esto se convertirá sin duda en un problema cuando se cosechen también los principales productos de exportación húngaros: pimientos, tomates, cerezas y ciruelas. Casi todas las infecciones por coronavirus se han detectado en Budapest, la capital húngara, y alrededores. No obstante, se ha anunciado el cierre total del sector de la hostelería. En la venta al por menor ha habido acaparadores, al igual que en otros países europeos. "Los estantes de frutas y hortalizas se han estado vaciando más rápido de lo que se podían reponer, especialmente en el caso de productos con una vida útil más larga, como patatas, cebollas, zanahorias y verduras en conserva.

Grecia: la logística es el mayor desafío
Todas las obligaciones fiscales de las empresas griegas se han suspendido. Eso significa que no habrá penalizaciones si estas se retrasan en el pago de sus impuestos. Mientras tanto, las ventas se siguen realizando siempre que sea posible, ya que la fruta y las hortalizas siguen siendo necesarias. El mayor desafío para un exportador griego es ser capaz de entregar los pedidos a tiempo debido a los problemas en las fronteras internas de la UE.

Turquía: las fronteras de Irán e Irak, cerradas; los precios han caído
Mientras que la demanda europea de cítricos se ha triplicado, las fronteras con Irak e Irán se han cerrado herméticamente para los turcos del este. La frontera con Siria también está cerrada, aunque en ese caso también existen razones políticas para ello. Debido a todo esto, en el este de Turquía, las frutas y hortalizas se han estado vendiendo con descuentos de hasta el 90%.

Algunos almacenes están actualmente cerrando sus puertas y se tomarán 10 días de vacaciones. Todos los pedidos se han enviado y vendido a un precio más bajo del habitual. El número de infecciones en Turquía está aumentando y se teme que el país siga el camino de Europa. El transporte es uno de los mayores desafíos en este momento. Los transportistas no se atreven a conducir a Europa y los controles en las fronteras internas europeas no facilitan la logística.

Israel: los trabajadores no pueden ir a trabajar debido al cierre de las fronteras
Todo en Israel está cerrado. Solo los supermercados, farmacias y otras tiendas vitales están abiertos. La población ha empezado a acaparar, especialmente alimentos enlatados y deshidratados, pero también frutas y hortalizas. A la gente de la industria alimentaria se le sigue permitiendo trabajar. El mayor problema, sin embargo, afecta a los trabajadores del campo, ya que muchos de ellos no pueden presentarse a trabajar debido al cierre de las fronteras con, por ejemplo, Cisjordania. También se están reportando problemas en las centrales de envasado. En caso de tener un permiso de trabajo, debes permanecer a dos metros de tus compañeros y solo hay espacio para un tercio del total del personal. La semana pasada hubo un problema con un carguero italiano en un puerto israelí, ya que se temía que la tripulación se hubiera infectado. Aunque las cosas están mejorando lentamente en los asuntos que afectan a los trabajadores, todo en el sector hortofrutícola de Israel está funcionando con más lentitud de la habitual.

India: la logística será un desafío
La reciente temporada de granadas terminó en la India con volúmenes más bajos. Sin embargo, para la próxima temporada, que comienza en junio, se espera un gran rendimiento (+30%) gracias al monzón. El principal mercado para las semillas de granada es Europa Occidental. Debido al coronavirus, los indios esperan una mayor demanda de semillas de granada, ya que son ricas en antioxidantes. Sin embargo, la logística se está convirtiendo en un gran desafío, ya que el transporte aéreo es casi imposible. Esto podría tener efectos en la cadena logística en la India.

Tailandia: El coronavirus está afectando las exportaciones de pomelo
Aunque los pomelos este año son de buena calidad y los volúmenes son buenos, con 3 millones de piezas de fruta, se espera que las exportaciones se reduzcan significativamente debido al coronavirus. La exportación de este producto se ha visto afectada por el virus desde principios de 2020.

Ghana: las exportaciones a Europa se han detenido por completo
Aunque el coronavirus aún no ha llegado a Ghana, el comercio se ha paralizado por completo a causa de él. Los importadores europeos han estado cancelando masivamente sus pedidos. Un exportador de papayas y piñas no está realizando ningún envío a Europa en este momento. El exportador espera que el virus desaparezca en verano, que es cuando arrancará su temporada de mango, ya que este año ha ampliado la superficie de cultivo. Mientras tanto, será necesario buscar otros mercados, aunque alternativas como el Medio Oriente también han sido golpeadas duramente por el virus.

Sudáfrica: La industria citrícola espera la liberación de contenedores refrigerados de China
El impacto del coronavirus en manzanas y peras, las frutas más exportadas en este momento, parece ser mínimo. La demanda es buena y no parece haberse producido ninguna reducción. En la semana 11, las exportaciones de manzanas al Reino Unido aumentaron un 177% y las de Oriente Medio un 56%, mientras que las exportaciones a Asia Oriental cayeron un 34%. Mientras, las exportaciones de manzanas al este de Asia han aumentado un 42% en comparación con 2019. Lo mismo ocurre con las peras, cuyas exportaciones al Reino Unido y Rusia aumentaron, mientras que las de Asia Oriental disminuyeron un 54%. Al final de la semana, las exportaciones a todas las regiones habían aumentado en comparación con las cifras del año pasado.

Las ventas de cítricos son muy buenas actualmente y un agricultor cree que esto brinda una buena oportunidad para probar líneas logísticas. Llevar los productos a los anaqueles de los supermercados europeos puede ser un desafío.

El sector citrícola sudafricano espera con ansia que China libere los puertos y los contenedores frigoríficos para la industria, ya que los primeros grandes volúmenes de cítricos sudafricanos llegarán al mercado en mayo y junio.

Sudáfrica también ha adoptado medidas. Los documentos de transporte se redactan digitalmente, muchas personas trabajan desde su casa y los almacenes están aplicando algunas normas de seguridad. Los colegios están cerrados. Por ahora, el avance de la enfermedad en Sudáfrica se ha contenido bastante bien.

China: el país está volviendo lentamente al buen camino
China ha hecho todo lo posible en los últimos meses para mantener al virus bajo control. En las últimas dos semanas, más compañías han vuelto a la producción. Por su parte, el sector hortofrutícola ya había vuelto durante los tiempos más difíciles, cuando los supermercados tenían que abastecerse de productos frescos. Ahora se están reanudando todas las actividades y las importaciones y exportaciones están volviendo a empezar lentamente.

Norteamérica: obstáculos al transporte aéreo desde Sudamérica y Europa
En Canadá y los Estados Unidos han tenido que hacer frente a un gran número de compras compulsivas, pero como hay suficientes frutas y hortalizas disponibles, no hay amenaza de escasez. La transición entre temporadas y las lluvias en California implican ahora un desafío. Al fin y al cabo, pueden dar lugar a volúmenes más reducidos de ciertos tipos de frutas y hortalizas. También se avecina una escasez de productos de nicho, ya que muchos de estos alimentos llegan por transporte aéreo, y es ahí donde se encuentran ahora los mayores problemas del mercado. Por ejemplo, hay un suministro reducido de papayas Golden y jengibre de Brasil en el mercado canadiense. Las fronteras entre los EE.UU. y Canadá están cerradas, pero no para los alimentos. Los importadores y exportadores muestran cautela ante un posible cierre de la frontera entre México y los Estados Unidos.

Chile: aún no se nota el impacto del virus en el comercio
Se han cerrado colegios y cancelado eventos en el país, pero las medidas tomadas aún no han tenido repercusiones en el comercio de frutas y hortalizas. El país está ahora en plena temporada de manzanas, y la de los kiwis llegará pronto. Por ahora, los chilenos no han notado todavía un aumento inusual en la demanda de sus productos. Sin embargo, el Gobierno está preparándose para la llegada del otoño, que hará a la gente más sensible a las enfermedades. Si el virus se propaga, podría convertirse en un gran desafío para los agricultores y empacadores del país. Sin embargo, el presidente ha anunciado la declaración de "estado de catástrofe" para los próximos 90 días, que conlleva poderes de gran alcance para el Gobierno del país.

Costa Rica: la demanda de piñas está aumentando; problemas principalmente en la logística
La cosecha de piña sigue su curso, mientras la demanda por parte de Norteamérica y Europa parece estar creciendo considerablemente. Uno de los principales retos es encontrar contenedores frigoríficos para la exportación. Esto puede hacer que los precios suban en las próximas semanas, pero por ahora es pura especulación.

México: el mayor temor es el cierre de la frontera de EE.UU.
Ha habido pocos casos reportados de personas infectadas y el país también ha tomado pocas precauciones. La industria del aguacate está tratando de mantener el mercado estable con una producción suficiente, así como de realizar las entregas a tiempo. En cuanto a las hortalizas de invierno, se continúa trabajando a un ritmo normal, aunque algunos importadores actualmente cruzan la frontera con frecuencia. Si las fronteras entre México y los Estados Unidos se cierran, muchos exportadores prevén problemas.

Australia: miedo a la escasez de mano de obra
La principal consecuencia del coronavirus es la inminente escasez de trabajadores en el sector. La Alianza Australiana de Productos Frescos ha instado al Gobierno a que extienda los visados de todos los trabajadores del sector a fin de garantizar el suministro de frutas y hortalizas a los consumidores australianos. Además, acceder a contenedores frigoríficos y de carga aérea para enviar sus productos es un desafío para los exportadores. El Gobierno asegura que la cadena logística de los alimentos funciona bien en el país y no corre ningún riesgo.

Nueva Zelanda: poner a trabajar a personas de otros sectores
Al igual que en Australia, el mayor desafío en este momento es una inminente escasez de mano de obra. Para evitarlo, el sector ha propuesto emplear a personas de otros sectores, como el forestal, para la cosecha de frutas y hortalizas.

La semana que viene: resumen del mercado global de la naranja


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor