Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

DynaMarkets Monitor

¿Optimismo renovado en el sector "reefer" o repunte temporal?

A finales de 2019, parecía que se estaba gestando una tormenta para el mercado de los contenedores convencionales; poco sabía el mercado que la tormenta se estaba gestando para todo el sector naviero. Si bien corrían rumores y algunas noticias en China en referencia al virus Sars-Cov 2, pocos predijeron o previeron la magnitud de los desafíos que presentaría.

En las primeras etapas de la pandemia mundial, en marzo y abril, las dificultades enfrentadas por las líneas de envío de contenedores fueron bien documentadas. El número de viajes en blanco creció de forma masiva, así como la flota parada. Ambos alcanzaron máximos históricos durante ese periodo. Estos problemas, combinados con mayores trastornos de la cadena de suministro como resultado de las medidas de confinamiento, cuarentenas y restricciones de viaje, desembocaron en un gran número de envíos varados en origen, atrapados en ruta al destino o en los muelles de las terminales.

Para finales de abril, comenzaron a salir a la superficie algunas dificultades. En particular, estos problemas tienen que ver con las dificultades logísticas para llevar frutas y hortalizas frescas al puerto. La menor productividad de los almacenes a raíz de las restricciones laborales, el distanciamiento social y las restricciones de viaje provocaron mayores tiempos de espera y una reorientación de los procesos de pedidos e inventario. En muchos puertos latinoamericanos, se dice que las operaciones funcionan con relativa rapidez teniendo en cuenta la situación, aunque cada vez son más las restricciones. En conjunto, los puertos habían empezado a notar una caída de los volúmenes por la demora de los procedimiento de aduana. No obstante, en general, el mercado convencional de los reefers se mantiene en un buen lugar.

¿Qué ocurre entonces con lo que resta de año? Aunque el pico de la pandemia parece que ha ido y venido en algunos mercados claves, entre ellos China y varias economías importantes de Europa, el epicentro se ha trasladado ahora a América Latina, el principal expedidor de carga refrigerada del mundo. Además, Estados Unidos está viendo un aumento de los casos en varios estados que se han tomado las cosas por su propia mano y han abandonado el confinamiento, en opinión de los principales científicos, demasiado pronto. Como resultado, el sector del reefer, tanto convencional como contenerizado, podría sufrir una alteración significativa de la oferta a lo largo de la cadena de suministro, puesto que la cosecha, la productividad de los almacenes y las operaciones portuarias se ven obstaculizadas por la restricción de las prácticas laborales, los mayores niveles de bajas por enfermedad y la introducción de políticas cuarentenarias en los puertos si los marineros dan positivo.

En general, aunque esta pandemia no volverá a darse en un siglo, ha puesto de manifiesto algunas limitaciones en el comercio contenerizado de frutas y hortalizas refrigeradas. Puesto que los transportistas no ofrecen servicios reefer especializados, la oferta y la disponibilidad de equipos y la oferta de servicios depende de unos flujos comerciales más amplios. La naturaleza de la carga refrigerada, con periodos relativamente concretos en los que la carga está disponible, precisa de uniformidad y continuidad en términos de ser capaces de llevar el producto donde debe estar.

Más información:
Dynamar B.V.
Tel.: +31 72 514 7400 
www.dynamar.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor