Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las rutas aéreas, cada vez más limitadas, afectan al precio del rambután

El rambután está entrando en el grueso de su producción.

Andrés Ocampo, de HLB Specialties, en Fort Lauderdale, Florida, afirma que la temporada guatemalteca de rambután está en pleno apogeo. "Ya llevamos un mes con las primeras llegadas y Guatemala está empezando a alcanzar su plena capacidad con fruta de buena calidad", dice. Las zonas de producción dentro de Guatemala cambian entre agosto y septiembre, lo que significa que la fruta guatemalteca seguirá llegando hasta noviembre, posiblemente incluso diciembre.

Al mismo tiempo, México, que comenzó su temporada unas semanas después de Guatemala, también empezó a cosechar rambután y tiene una oferta en constante aumento. "No espero que México esté a pleno rendimiento hasta dentro de unas semanas. Pero los volúmenes están aumentando", continúa Ocampo. México termina su temporada normalmente en octubre-noviembre.

Vigilar las condiciones meteorológicas
Ocampo está atento a los sistemas de tormentas que podrían afectar a la oferta de las zonas de producción del rambután. "En los últimos dos días, hubo un sistema sobre el Pacífico, pero llegó justo al norte de las zonas productoras de rambután, que se encuentran principalmente en el sur de México. Trajo algunas lluvias y nubes que retrasaron la maduración, pero nada demasiado significativo", agrega. Más adelante en el verano, las miradas se dirigen al Atlántico y a los sistemas que se desarrollan allí.

En general, los volúmenes parecen similares a los del año pasado y posiblemente sean incluso algo superiores al volumen de rambután de 2021 hasta ahora.

"El mayor reto actualmente es la logística para llevar el producto a EE. UU. El espacio de carga aérea es limitado y muy caro. Desde la pandemia, las tarifas de los fletes han aumentado y ahora nos enfrentamos a retos bastante fuertes en cuanto a costes, incluido el flete aéreo. Eso está afectando a los precios de venta que podemos ofrecer en EE. UU.", afirma Ocampo. Si en 2021 ya era un reto acceder al espacio, las cosas han empeorado aún más en 2022. "Las principales compañías aéreas de carga están trasladando sus aviones a rutas más rentables y eso nos está dejando con menos opciones y provocando que las aerolíneas suban los precios. El flete aéreo se está convirtiendo en un componente cada vez mayor del precio de la fruta", añade.

Mayores costes de transporte aéreo
La situación significa que el aumento de los precios del rambután no se traduce necesariamente en una mayor rentabilidad para los productores. "Simplemente se está cubriendo el coste del transporte aéreo, que es más caro que el año pasado. Intentamos, al menos, darles el mismo precio que el año pasado, aunque ya sea menos rentable para ellos por el aumento de los costes", comparte Ocampo.

De cara al futuro, aunque hasta ahora la demanda ha sido buena para el rambután, lo que ha disipado cualquier preocupación sobre si el precio más alto de la fruta afectaría a la demanda, la pregunta es: ¿se mantendrá tan fuerte la demanda una vez que haya más frutas locales de verano disponibles y los consumidores tengan más opciones? Y también, ¿cómo afecta la inflación general a la elección de los consumidores de lo que compran?

"Es difícil saber cómo se desarrollará la temporada. Sin embargo, cada vez son más los retailers que introducen este producto en sus estanterías y aumentan sus pedidos cada año. A medida que más personas lo conocen, empiezan a demandarlo", concluye Ocampo. "Es posible que sigamos viendo crecimiento, incluso en esta situación económica. Así que soy optimista, pero con prudencia".

 

Para más información:
Andrés Ocampo
HLB Specialties
Tel.: (+1) 954-475-8808
andres@hlbspec.com  
www.hlbspecialties.com   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor