Mario Volkers e Ivo Koopmans, de DHL Global Forwarding:

"Ofrecemos soluciones de flete profesionales desde y hacia varios destinos para productos perecederos, tanto por mar como por aire"

Mario Volkers e Ivo Koopmans tienen décadas de experiencia en logística de productos perecederos. Recientemente se han incorporado a DHL Global Forwarding, donde Mario es responsable del transporte marítimo e Ivo del aéreo. Esta empresa de logística tiene una nueva marca: DHL ACE (Advanced Coolchain Experience).

Con ella, garantizan el correcto transporte de productos perecederos en condiciones óptimas, según la normativa. Gracias al servicio logístico global puerta a puerta de la marca, se hace un uso óptimo de la red del grupo. "Las empresas que se ponen en contacto con nosotros no necesitan realizar múltiples llamadas. Tienen la oportunidad de hablar directamente con su contacto habitual", afirman.

Cerezas y frutos rojos chilenos
"La mayor ventaja que ofrece DHL Global Forwarding es su red. Ofrecemos soluciones de flete aéreo y marítimo desde y hacia varios destinos. Eso permite a nuestros clientes librarse por completo de dicha responsabilidad. Hay un sinfín de posibilidades para todas las mercancías que requieren temperaturas de entre -30 y +30 °C. Y no dudamos en recurrir a ambos modos de transporte si estos se complementan", dice Mario.

"Siempre menciono las posibilidades del transporte aéreo a mis clientes, y sé que Ivo hace lo mismo con el transporte marítimo. Las cerezas y los arándanos chilenos que llegan a Róterdam por barco son un buen ejemplo. Nos aseguramos de que el equipo de Ivo en Schiphol reciba la fruta en buenas condiciones. A continuación, se pone a trabajar en la refrigeración, el cross-docking y el embalaje de la fruta para su exportación por vía aérea. Eso es lo que define la actividad de DHL ACE en pocas palabras".

"DHL inició sus actividades en el segmento del transporte frigorífico en Sudamérica, donde la empresa dispone de presencia en todos los países. Luego el concepto se extendió a Asia, y después a Europa, con Róterdam convirtiéndose inmediatamente en un puerto vital (de tránsito). Una gran cantidad de fruta entra y sale de allí", continúa Mario.

"La división de transporte marítimo se trasladó a un edificio de oficinas preparado para el futuro durante la pandemia. Desde entonces, hemos ampliado nuestra gama de servicios de carga refrigerada y tenemos presencia en Bélgica, Alemania, Italia, Francia y España. Ofrecemos al mercado soluciones a medida para la importación y exportación".


Clic aquí para ver el vídeo corporativo

Nuevas instalaciones de carga aérea en 2023
"DHL también tiene grandes ambiciones en el segmento de la carga aérea", añade Ivo. "Proporcionamos transporte aéreo a cualquier destino solicitado, pero somos especialistas absolutos cuando se trata de Dubái. Trabajamos con frutas, verduras, carne, pescado y flores. Hacemos uso del mismo concepto, de eficacia probada, para colaborar con nuestra empresa hermana, DHL Aviation".

"En 2023, planeamos empezar a utilizar un nuevo espacio de más de 20.000 m², una parte del cual estará equipado y dedicado a los productos perecederos. El edificio cuenta con modernas instalaciones de refrigeración con las que podemos garantizar la integridad de la cadena de frío con diversos productos. También cuenta con puntos de inspección de la Oficina de Calidad Holandesa y de Seguridad de los Productos de Consumo de los Países Bajos".

"Por tanto, podremos facilitar todos los trámites aduaneros necesarios y realizar todos los servicios bajo un mismo techo. En definitiva, un sueño hecho realidad. Esto demuestra que DHL está realmente comprometida, a largo plazo, con la manipulación de productos perecederos; un compromiso que impregna todas las capas de nuestra organización", afirma.

Tanto el transporte marítimo como el aéreo se han enfrentado a grandes retos logísticos en los últimos años. "Dudo un poco en calificarlo como algo sin precedentes. En las últimas décadas, ha habido momentos en que la capacidad ha estado más ajustada, como cuando la nube de cenizas de Islandia y, más recientemente, con la pandemia mundial. Y los productos que podemos transportar tienen que lidiar con una elasticidad de precios máxima. Para algunos destinos, tanto los aranceles de importación como los de exportación son tan elevados que ciertos flujos comerciales no se realizan actualmente".

"Tenemos el ejemplo de Japón. Debido a que el transporte aéreo se ha vuelto demasiado caro, en la actualidad apenas se transportan allí pimientos. También se exportan muchos menos tomates a Estados Unidos. Las tarifas parecen haberse estabilizado un poco en las últimas semanas, pero la capacidad no ha recuperado su nivel anterior. El mayor reto actual es la fluctuación de las tarifas de los transportistas", continúa Ivo.

Mario, que se encarga de la carga refrigerada en DHL Global Forwarding,  está de acuerdo en que el transporte marítimo también se enfrenta a muchos retos. "Los transportistas llevan la batuta del mercado actualmente, determinando la posición de mercado para muchos exportadores. Nosotros también hemos tenido que lidiar con el abandono de líneas comerciales. Por ejemplo, ya no podemos utilizar ciertos servicios a Australia y Nueva Zelanda".

"Además, conseguir contenedores refrigerados sigue siendo complicado. A veces, las navieras tienen suficientes, pero solo los utilizan para determinadas rutas comerciales. Entonces, aunque tu cliente esté de acuerdo con las tarifas, no puedes organizar el envío. Tienes que tener todo en regla para garantizar un buen paquete para tu cliente", explica.

Soluciones de flete marítimo y aéreo
"Sin embargo, en la edición de este año de Fruit Logistica, observé que las compañías navieras estaban hablando más entre ellas para averiguar cómo organizar cosas juntas. Hace dos años esto apenas ocurría. Algunas incluso han dejado de aceptar envíos por completo. Pero una vez que la disponibilidad de equipamiento mejore, los transportistas darán preferencia a las empresas que estén dispuestas a ayudarles ahora", predice Mario.

¿Qué diferencia a DHL? Su servicio, coinciden ambos. "DHL es una empresa enorme, pero tenemos un equipo pequeño y muy unido que se encarga de la logística de los productos perecederos. Apoyamos el contacto personal del cliente con personas de contacto habituales. Los clientes a veces son reacios a ser un mero número para una gran organización. Sin embargo, en lo que respecta a productos perecederos, en nuestro caso siempre tendrán a una persona al otro lado de la línea".

"Los clientes no se ven obligados a realizar múltiples llamadas, y eso, sin duda, nos conviene. Representamos a DHL ante los clientes y conocemos nuestra organización. Así podemos hacer la vida más fácil a nuestros clientes. Y no los tratamos de forma estándar; damos a cada cliente lo que necesita. Para uno, eso puede ser una solución a domicilio; para otro, un servicio de consultoría. Ningún cliente es demasiado grande o pequeño", concluye Mario.

 

Para más información
Ivo Koopmans / Mario Volkers
DHL Global Forwarding
Emails: Mario.volkers@dhl.com Ivo.koopmans@dhl.com 
Web: www.dhl.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor