Jakob Bebe, de AgroIntelli: "Crecimiento de las ventas del sistema robótico a triple dígito"

Los robots daneses contrarrestan la falta de mano de obra agrícola en las explotaciones europeas e internacionales

Los sistemas robóticos autónomos llamados Robotti de la empresa danesa AgroIntelli está ayudando a los agricultores de Europa, el Reino Unido, Australia y más lejos a compensar la acusada falta de mano de obra. "Nuestros robots también se encargan de las aburridas tareas repetitivas de las explotaciones de hortalizas, como el desmalezado, en especial en la agricultura ecológica, para que la escasa mano de obra quede libre para centrarse en tareas de mayor valor", explica Jakob Bebe, director comercial de AgroIntelli.


Robotti sembrando chirivías

La empresa, que acaba de celebrar 7 años, ha visto crecer a triple dígito las ventas de su sistema robótico entre 2020 y 2021. Dado que muchos países están experimentando una grave escasez de mano de obra en las explotaciones agrícolas, AgroIntelli espera que, este año, las ventas sigan creciendo de manera similar. Los sistemas Robotti los utilizan los agricultores en Dinamarca, Suecia, Polonia, Alemania, Hungría, Austria, Italia, República Checa, Eslovaquia, Suiza, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Azerbaiyán y Australia.

"Nuestra estrategia es asistir a los productores de cultivos hortícolas de alto valor que requieran una alta intensidad de mano de obra para algunas aplicaciones. Suelen ser labores repetitivas y tediosas como el desmalezado. La tarea y la idea principales de la robotización es atender este trabajo tedioso y aburrido en el campo o en otro punto de la explotación. De esta manera, los robots dejan libres los escasos recursos para que el personal se dedique a otras cosas que le generen más valor al agricultor. Además, es en esas labores donde los agricultores tienen más problemas para encontrar mano de obra. Algunos países tienen dificultades para conseguir trabajadores. Incluso tenemos clientes que no han podido encontrar suficiente personal y se les han podrido los cultivos en los campos. Un ejemplo es el efecto del brexit en Reino Unido. Incluso en países como los de Europa del Este, donde los salarios son más bajos, es complicado encontrar mano de obra para hacer las tareas 'aburridas'", continúa Bebe.

Los Robotti se utilizan en varios tipos de cultivos, como cebollas, lechugas, puerros, patatas, zanahorias, chirivías, fresas y calabazas, por nombrar algunos de los principales. Los robots se completan con herramientas e instrumentos agrícolas de reconocidos fabricantes. AgroIntelli está asociada con K.U.L.T., una empresa alemana que desarrolla desmalezadoras en línea que limpian entre plantas.

"Este sistema se expuso hace poco por primera vez en Alemania, donde también tenemos un cliente que lo usa. Le ofrecemos al agricultor un sistema completo. Es una plataforma muy flexible a la que el agricultor puede adherir cualquier herramienta para llevar a cabo muchas labores. Se puede usar para sembrar, pulverizar, desmalezar y también se le pueden instalar instrumentos menos comunes como segadoras, acaballonadoras para patatas, plantadoras, rodillos, muchas cosas distintas. Nos estamos esforzando mucho para suministrar a nuestros distribuidores herramientas seleccionadas, especialmente elegidas para ofrecer un buen valor para tareas concretas. Trabajamos con fabricantes de herramientas que nos permitan verificarlas con ellos antes de ofrecerles a nuestros clientes un sistema Robotti completo pensado para ofrecer valor en cultivos concretos. Dependiendo de la herramienta y del cultivo, podemos cubrir en torno a una hectárea por hora. El robot, que está equipado con luces, puede trabajar 24/7. Los agricultores tienen la posibilidad de usarlo de manera autónoma. Solo hay que colocarlo en el campo y dejar que haga su trabajo, deteniéndose solamente de manera ocasional para recargar las semillas", dice Bebe.


Robotti desmalezando puerros

La empresa tiene dos propietarios principales: Nordic Alpha Partner, un fondo de inversión privado, y Growth Foundation, fundación que forma parte del Ministerio de Exteriores danés, las cuales han hecho una inversión conjunta de 40 millones de euros. Esto le ha permitido a la empresa redimensionarse a nivel comercial y de instalaciones de producción.

"El nivel de precios de nuestro sistema Robotti es muy competitivo en comparación con un tractor avanzado. Se da especialmente el caso de que, en estos cultivos de alto valor, hay una buena viabilidad comercial. Estamos viendo un retorno de la inversión inferior a los dos años. Realmente, depende del agricultor, del tamaño de los campos, del tamaño de los cultivos y de cuánto se use nuestro sistema. Nosotros utilizamos motores diésel Kubota. El robot ya es bastante 'foráneo' para nuestros agricultores. Suministramos los robots con un sistema de propulsión familiar y fácil de usar para los agricultores. Gracias al motor, podemos trabajar con herramientas pesadas y hacer un labrado ligero. Necesitamos más potencia que la que puede aportar un conjunto de baterías. Es algo que estamos estudiando para el futuro".

"Necesitamos socios que distribuyan los sistemas robóticos y que presten servicio y asistencia a los clientes. No podemos hacerlo nosotros desde Dinamarca. Estamos poniendo el foco en algunos de los principales países de Europa. Intentamos estar más cerca del mercado", concluye Bebe.

Para más información:
Jakob Møhl Bebe
AgroIntelli
Tel.: +45 54583545
Email: jmb@agrointelli.com 
www.agrointelli.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor