Resumen del mercado global del pepino

Mientras una ola de calor recorre Europa, registrándose temperaturas abrasadoras en muchos lugares, el pepino, una popular hortaliza de verano, ha alcanzado en algunos países precios que casi duplican los registrados el año pasado. La elevada demanda y la menor oferta en muchas zonas de producción, debido al calor, han sido los dos factores principales de esta importante subida de precios. Sin embargo, es poco probable que los productores se beneficien de ello, ya que el aumento de los costes de producción, que aún no muestra signos de desaceleración, ha ejercido una importante presión sobre los márgenes en general. En los Países Bajos, esto ha puesto en tela de juicio la rentabilidad de encender las luces para el cultivo de invierno, y en los Estados Unidos, los retailers están tratando de combatir el alto coste del combustible centrándose en la producción de cercanía.

España: Los precios del pepino ecológico casi duplican a los del mismo periodo del año pasado
Aunque el grueso de la producción de pepino en España se concentra en las zonas productoras de Almería y Granada durante los meses de otoño e invierno, en los meses de verano se mantienen activas algunas plantaciones situadas en cotas más altas. Los pepinos convencionales se destinan al mercado local y los ecológicos sobre todo a los mercados de exportación.

La actual campaña de verano de pepino ecológico se está desarrollando con volúmenes muy por debajo de los habituales debido a las olas de calor de junio y julio, que hicieron disminuir el número de frutos por planta y han provocado muchos problemas de calidad. El descenso de los volúmenes de pepino ecológico en España coincide también con una notable caída de la producción en el resto de Europa provocada por el aumento de los costes del combustible y la energía, así como de otros insumos de producción. Países Bajos, Lituania, Italia, Bulgaria..., todos estos países están ofreciendo menos pepinos ecológicos. Aunque la demanda se ha reducido ligeramente en comparación con el año pasado, debido a que los consumidores son, quizás, más cautelosos en un contexto de inflación global, se mantiene muy por encima de la oferta disponible, lo que está llevando a que los precios casi dupliquen los del año pasado en estas mismas fechas. De hecho, la oferta disponible de pepino ecológico no cubre su demanda, que procede principalmente de Alemania, los países nórdicos, el Reino Unido o Bélgica, entre otros. A pesar de que los precios son más altos en general, los márgenes de beneficio son similares a los del año pasado, teniendo en cuenta que los costes de producción han subido alrededor de un 30% y los volúmenes son menores. Sin embargo, en las próximas semanas podría aumentar la disponibilidad de pepino ecológico, pero, aun así, los volúmenes se mantendrán por debajo de los de la temporada pasada.

En estos momentos, los productores de pepino ecológico y convencional están sembrando para la campaña de otoño e invierno en Almería, donde esperan que la superficie sembrada de pepino sea similar a la del año pasado. Los precios han sido históricamente altos en la campaña 2021-2022 debido a la reducción de la oferta de hasta un 20% en algunos momentos de la campaña debido a unas condiciones meteorológicas desfavorables. Esto animará de nuevo a los agricultores a invertir en esta hortaliza.

México: El mayor exportador de pepinos del mundo
México es el mayor exportador de pepinos del mundo. Las cifras más recientes disponibles a nivel global y compartidas por la FAO corresponden a 2020, año en el que se batió el récord histórico en la producción mundial de esta hortaliza, con un total de 91.258,27 millones de kilos. México produjo 1.159.933,69 toneladas, situándose como el quinto mayor productor en términos de volumen, y envió fuera de sus fronteras 809.814 toneladas; una cifra que, aunque solo representa el 0,9% de la producción mundial, le sitúa como el principal actor del mercado global.

Estas cifras demuestran la fuerte orientación exportadora del pepino mexicano, ya que el 70% de la producción se vendió en el mercado internacional. La gran mayoría de estas ventas internacionales –un abrumador 98,9%– se destinó a Estados Unidos, que, por otro lado, es el mayor importador mundial de esta hortaliza, con compras valoradas en 960 millones de dólares en 2020. Solo el 1,1% del pepino mexicano exportado se dirigió a un país distinto de Estados Unidos; concretamente a Canadá.

Como se detalla en un informe elaborado por la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC, por sus siglas en inglés) publicado en diciembre de 2021, "la industria mexicana del pepino para el mercado fresco es una parte pequeña del sector agrícola del país, pero altamente orientada a la exportación. Los pepinos para el mercado fresco representaron menos de 1/10 del 1% de la superficie total cosechada en México para todos los cultivos en 2020. Los pepinos (incluyendo los pepinos para encurtir) supusieron un 5,3% del total y se situaron entre los 20 principales alimentos y bebidas de exportación en 2019", señala el informe. En promedio, entre 2015 y 2020, se exportó alrededor del 70% de todos los pepinos y cerca del 91% de los pepinos frescos para el mercado, gran parte de ellos a Estados Unidos.

"La producción en México aumentó un 25,2% entre 2015 y 2020, impulsada por el aumento de la producción en áreas protegidas, incluyendo invernaderos y casas sombra". De hecho, el aumento del 55,6% en la producción de pepino en agricultura protegida compensó con creces la disminución del 4,0% en la producción a campo abierto durante este período.

"Normalmente, en las zonas dedicadas al cultivo protegido se cultivan pepinos frescos de mayor valor, y no tanto pepinos para encurtir. Entre 2015 y 2020, la cuota de producción de pepinos cultivados en zonas protegidas (en toneladas) aumentó un 55,6%, aunque la superficie cosechada solo aumentó un 10,7%. Tras aumentar durante tres años, la producción de pepino en campo abierto cayó un 17,1% entre 2017 y 2020, aunque la superficie cosechada se redujo un 26,5%".

Las exportaciones mexicanas crecieron un 23,6% entre 2015 y 2020, al pasar de 655.191 toneladas a 809.814, mientras que en el mismo periodo, las importaciones de pepino de Estados Unidos aumentaron un 156%, al pasar de 87 millones de libras a 223 millones de libras, en un país que en los últimos años mantiene un consumo anual de alrededor de 5 kg per cápita.

Las importaciones de pepino de México en este periodo fueron insignificantes, según destaca el documento.

Países Bajos: Precios estables en las primeras semanas de julio
Esta semana, las temperaturas han sido muy altas en los Países Bajos, con el mercurio rozando los 40 grados. Los precios de los pepinos, normalmente una hortaliza de invernadero muy popular en verano, también son altos, por encima de la media para esta época del año. De hecho, el precio del pepino lleva en aumento desde finales de junio. En las semanas 27 y 28, el precio medio en las subastas flamencas fue de algo menos de cincuenta céntimos de euro por pieza. También esta semana los precios se han mantenido altos. El mercado apunta a una buena demanda por parte del Reino Unido y a una menor producción nacional. Varios productores holandeses y belgas están, además, cambiando de cultivo en estos momentos.

En pleno verano sigue habiendo debates sobre el cultivo de pepinos en invierno. En los últimos años, el cultivo en invernaderos con luz artificial ha estado creciendo de forma constante, impulsado por la demanda del sector minorista. Dados los elevados precios actuales de la energía y la presión de la sociedad y los políticos, con un partido de la oposición llegando a pedir que se detenga el cultivo de pepinos en invierno, el retail parece reacio a volver a comprometerse firmemente con el cultivo de invierno. Por otro lado, los agricultores mencionan los elevados precios actuales de la energía y afirman que no se puede justificar un cultivo de invierno con luz artificial a menos que el precio del pepino también suba drásticamente.

Otra preocupación para los productores es el regreso del virus amarillo transmitido por el pulgón de las cucurbitáceas (CABYV), descubierto por primera vez el año pasado. El año pasado hubo una propagación masiva del virus en los Países Bajos y el mes pasado reapareció. La producción de plantas infectadas está disminuyendo considerablemente. El virus también está ejerciendo mucha presión en el cultivo del tomate. Recientemente, varios productores han cambiado este cultivo por el de pepinos. En esos casos, hablamos de cultivo de pepinos con estructura de soporte de tutoreo.

Alemania: La disponibilidad ha sido suficiente para cubrir la demanda
El surtido ha constado fundamentalmente de producto holandés, nacional y belga. La disponibilidad ha sido suficiente para cubrir la demanda. Las cotizaciones no han mostrado una línea clara; en general, han tendido a subir más que a bajar, aunque sin cambios drásticos. En el sur de Alemania, las mayores demandas de compra se transfirieron a los clientes. En el norte, los comerciantes redujeron sus volúmenes para impulsar un poco las ventas. La situación de los minipepinos procedentes del mercado nacional, de Turquía y de los Países Bajos fue tranquila. También aquí se registraron precios divergentes. Los pepinos alemanes se abarataron en general, mientras que los de los países extranjeros se encarecieron un poco.

Italia: La demanda sigue superando a la oferta
En el norte de Italia, el pepino disfruta de un mercado muy favorable. Las condiciones meteorológicas han afectado a los rendimientos, disminuyéndolos, pero los precios son muy elevados. Así lo confirma un importante productor de Emilia-Romaña que vende en el mercado mayorista. Tanto en junio como en julio, los precios se han acercado a los 2 €/kg, en parte debido a la escasez de producto. Las altas temperaturas han provocado una caída de los rendimientos, por lo que la demanda sigue siendo superior a la oferta. En el norte de Italia se producen dos variedades, el pepino largo y el corto. El corto tiene una gran demanda en el sector de la restauración, mientras que el largo lo venden sobre todo los retailers. Esta hortaliza se produce en túneles, lo que permite prolongar la cosecha hasta noviembre.

En Campania, la campaña de pepino de invernadero comenzó en marzo y terminará a finales de agosto. En la zona denominada Agro Nocerino Sarnese, la producción de pepinos es constante, pero en general la oferta no es abundante. Un productor afirma que "la campaña de pepino de este año está siendo bastante buena y los precios se mantienen estables, con cotizaciones de entre 0,70 y 0,80 €/kg. En el mismo periodo del año pasado los precios eran de 0,40 €/kg. Aunque los precios son más altos este año, los costes de producción también han aumentado al menos un 50%, así que apenas podemos cubrir nuestros gastos".

Sudáfrica: Una temporada mejor de lo que se esperaba
Según un comprador del retail, la temporada de pepinos ingleses marcha mejor de lo esperado. "Hemos registrado algo de crecimiento en invierno, lo cual no es habitual. El frío ha dificultado y continúa dificultando la producción, pero los clientes siguen comprando esta popular hortaliza".

A los pepinos mediterráneos también les va muy bien, incluso tras retirar las promociones, algo que los minoristas tendrán que tener en cuenta para el verano.

El calibre y la calidad también han sido buenos en lo que va de temporada, y el precio medio de los pepinos ingleses en el mercado municipal de Johannesburgo se sitúa actualmente entre los 16 y los 23 rands por kilo.

Norteamérica: Los altos costes aumentan la presión en el mercado del pepino
"En general, se ha plantado algo menos de pepino en todas partes y eso se debe principalmente al aumento de los costes", según un productor-expedidor de pepinos en Norteamérica.

En este momento, la temporada de producción ya ha terminado en Georgia, con la excepción de dos cultivadores de cosecha tardía que están a punto de acabar. "La producción está ahora en marcha en zonas de cultivo de Carolina del Sur, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Ohio, Nueva York , Michigan y Baja (México). Hay pequeños negocios locales en otras zonas, pero la producción aún no es abundante en ninguna de ellas", afirma.

También continúa la producción de pepinos de invernadero en México, Canadá y EE. UU., aunque señala que ha habido una oleada de estos en el mercado. "El mercado ha estado muy deprimido", dice, señalando que los minoristas, sin embargo, no han promocionado los pepinos de invernadero y, en su lugar, han recurrido a los anuncios planificados con dos semanas de antelación. La situación ya se ha resuelto y los precios de los pepinos de estilo europeo son ahora más altos.

En cualquier caso, la reducción en la cantidad de hectáreas plantadas no es sorprendente, dado el aumento de los costes a los que se enfrentan los productores: combustible, fertilizantes, falta de mano de obra, etc. Los altos precios del combustible tienen un impacto especialmente importante, ya que están conduciendo a preferir los suministros disponibles más cerca de casa, ya que el coste de suministrar desde la costa oeste, por ejemplo, es más prohibitivo.

La demanda que registran los pepinos es buena, y la oferta local está encontrando salida en el mercado general. "Se encuentran pequeñas ofertas de pepinos por todas partes", dice. "Y estos proveedores más pequeños están tratando de conseguir más dinero por su producto, porque no disponen del volumen suficiente para cubrir los costes adicionales a los que todos nos enfrentamos".

Añade que, este año, esas ofertas locales gozan de una posición más ventajosa en la venta al por menor. "Los minoristas intentarán comprar esa producción local porque así se ahorran el flete y pueden comprar productos justo a tiempo y promover el comercio local", dice.

En cuanto a los precios, oscilan entre un mínimo de 8,35 $ FOBy un máximo de 10,35 $. Los productos selectos alcanzan precios más altos, que van de 16,35 a 18,35 dólares. "Con el aumento de la producción en la mayoría de zonas, podemos esperar una rápida caída de los precios", dice.

Esa horquilla también se debe en parte a los costes de transporte. "Dado el peso del pepino, el coste del flete es un factor determinante a la hora de decidir dónde comprar.

Aunque el coste FOB sea menor en una zona, el coste del transporte para el usuario final puede resultar prohibitivo", afirma.

De cara al futuro, señala que, por supuesto, las condiciones de cultivo también determinan el lugar donde se compran los pepinos. "Una zona puede tener demasiada lluvia, mientras que otra puede ser demasiado calurosa y seca, y esto afecta a la calidad", dice. "La conclusión es que la época de transición es el momento idóneo para estudiarlo todo bien y encontrar la mejor 'oferta'. Lo ideal es mantener las existencias a un nivel reducido mientras se lleva esto a cabo".

China: Ligera subida de precios
Los precios de los melones y las hortalizas han registrado grandes variaciones en China esta temporada. Los precios de los pepinos, calabacines y calabazas subieron a distintas escalas, mientras que los precios de otras categorías de verduras se mantuvieron estables. La producción de pepinos en China se lleva a cabo principalmente en las zonas del noroeste del país, y se realiza sobre todo en campo abierto.

La semana que viene estaremos de vacaciones. Volveremos el jueves 11 de agosto con un resumen del mercado global del melón y la sandía.


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor