Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Una tecnología australiana única limpia cámaras frigoríficas y mejora la calidad de los alimentos

Un sistema único de tecnología para la gestión de la atmósfera, desarrollado en Australia, ha tenido muy buena aceptación en todo el sector hortícola, con un crecimiento sustancial en el uso en la explotación, en muchas regiones australianas y extranjeras.

Airofresh es un módulo patentado de oxidación muy intensa, impulsado por la luz, que combina frecuencias de luz y revestimientos especializados, y que destruye todo tipo de contaminantes transportados por el aire, como virus, bacterias, hongos, mohos y etileno en fase gaseosa. Una de las principales ventajas es la necesidad limitada de productos químicos poscosecha.

"La mayoría del resto de máquinas que hay en el mercado se basan principalmente en ozono", dice el gerente de distribución de Airofresh Intl, Desmond Muir. "El ozono no es saludable para los humanos; no se puede entrar en una sala donde esté activa una unidad de ozono, pero con esto sí se puede. Lo que en realidad hace es destruir todos los mohos, las infecciones bacterianas y cualquier cosa que haya en la fruta, y también esteriliza las salas. Se puede usar en cualquier entorno donde sea preciso destruir y eliminar mohos, hongos y bacterias".

Durante el proceso también se destruye muy rápidamente el etileno, que es lo que degrada y acorta la vida útil de muchos productos hortícolas.

El sistema fue diseñado y desarrollado en Australia del Sur por Creative Research Technologies, que se convirtió en Airofresh Intl, con la ayuda de dos científicos internos. Se probó durante cuatro años en ese estado antes de su lanzamiento comercial, y Muir dice que dio unos resultados muy positivos.

"Es una reacción totalmente segura para los humanos y está certificada para su uso con productos ecológicos, así que cumple muchos requisitos", explica. "Es una tecnología derivada en origen del programa espacial de la NASA, así es como se conservaban los alimentos en las naves espaciales y se limpiaba el aire".

La máquina se presenta en dos tamaños: la Airofresh Intl AF1000 tiene capacidad para tratar 250 metros cúbicos de espacio de almacenamiento, mientras que la Airofresh Intl AF4000 puede con espacios de hasta 1.000 metros cúbicos. El sistema se puede utilizar en empresas de cultivo, almacenes o supermercados.

Se utiliza mucho en diferentes industrias alimentarias de Australia. En el sector hortícola ya se ha usado con productos como fresas, caquis, cerezas, cítricos, fruta de hueso, peras y manzanas.

Muir es además el gerente varietal de Kanzi Australia.

"Trata cualquier cosa que se introduzca en una cámara frigorífica", afirma Muir. "Nosotros estamos muy centrados en las manzanas, por supuesto, y recomendamos su uso con la variedad Kanzi. Para estas manzanas no permitimos el uso de 1-MCP, así que la alternativa es Airofresh, la cual nos parece que resulta beneficiosa para el producto. Una de las principales ventajas es que ayuda a eliminar la pérdida de humedad de la fruta, y eso es mucho dinero. Si pierdes hasta el 10 por ciento del producto en un periodo de almacenamiento prolongado, es mucho dinero el que estás perdiendo. Como parte del proceso de prueba, puse caquis con manzanas. Antes no se podía hacer porque los caquis son muy sensibles al etileno. Los tuvimos allí seis semanas y no hubo ningún cambio. Sin Airofresh se habrían hecho papilla. Así que se pueden mezclar productos sensibles al etileno con otros que no lo son tanto".

Muir añade que hay muy pocos procesos más capaces de ofrecer una atmósfera estéril y con un aumento constante y estable del óxido nítrico, que permite la destrucción del etileno y producir longevidad. Añade que Airofresh ayuda a mejorar la vida útil de los productos.

"Minimiza los organismos que causan pudrición", continúa. "En situaciones normales de almacenamiento, se puede pudrir una manzana, pero se contagia la siguiente y la siguiente, y acabas con un nido de pudriciones. Con Airofresh se tiende a secar y, si se pudre, se mantiene intacta y no contagia a las frutas cercanas. Se minimiza la pudrición, pero no hay nada que la pueda eliminar completamente, porque cuando está bajo la superficie de la piel, nada puede evitarlo. Pero lo que sí que hace es secarla e impedir que se transmita a otras frutas".

Airofresh ha sido premiado con el prestigioso galardón Best New Horticultural Innovation en 2016 y el Regional Development and Sustainability Award” en 2017. Fuera de Australia, Airofresh también se utiliza en Bélgica, los Países Bajos y España, y este año se están haciendo pruebas en Francia.

"Todavía es pronto y seguimos experimentando y obteniendo más resultados, pero todo es positivo", señala Muir. "Un cliente de Batlow tenía tres unidades y este año ha puesto diez. Otro tenía cuatro el año pasado y este año tiene once. Están descubriendo que los resultados son tan buenos que tienen que poner más cámaras a funcionar con este sistema".

Las palabras del cliente Rohan Gilmore, de Gilmore Pears, se citan en el folleto promocional de la empresa: "Es una innovadora tecnología industrial que trata el entorno del producto las 24 horas del día. Los mohos ya no son ningún problema, por lo que se podría reducir la necesidad de controles químicos de mohos y fungicidas. Para un productor ecológico, Airofresh AF1000 es una incorporación excelente a las instalaciones, y yo recomiendo su uso a cualquier productor de productos delicados".

Más información:
Desmond Muir
AiroFresh Intl
Tel.: + 61 4109 995 100
desmondm@bigpond.net.au 
www.airofreshintl.com


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor