Se necesita mayor capacidad de procesamiento para dar abasto al aumento de la producción

Las exportaciones de frutos secos estadounidenses alcanzan niveles récord

Los productores de frutos secos de California recogieron unas cosechas récord de almendras, nueces y pistachos en 2020, después de un año con unas condiciones ideales para el cultivo en una mayor superficie productiva. La abundancia de oferta rebajó los precios, lo cual, en combinación con un dólares más débil, hizo que las exportaciones batieran récord en volúmenes. Este incremento de las exportaciones se produjo pese a los aranceles que países como China e India aplicaron como represalia, y todavía continúan, lo que complicó la logística de envío.

Según al nuevo informe Knowledge Exchange de CoBank, puesto que la superficie de producción va a continuar creciendo en los próximos años, el sector tendrá que aumentar su base de exportación y añadir capacidad de procesamiento para dar abasto a los futuros récords de cosecha.

"La cosecha de frutos secos de California se han triplicado en los últimos veinte años y se espera un mayor aumento a medida que vayan entrando en producción más hectáreas en regiones donde el agua no se ha limitado", adelanta Tanner Ehmke, economista en CoBank. "Aumentar la base de exportación será clave para darle salida a ese incremento de la producción, y se precisará una mayor inversión en maquinaria de cosechado, capacidad de descascarado y procesamiento para comercializar las futuras cosechas de frutos secos de manera oportuna".

Después de una temporada de cultivo excepcional el año pasado, los productores de almendras, nueces y pistachos de California cosecharon volúmenes casi históricos en una superficie récord. Los niveles de cosecha rebasaron sustancialmente los de 2019, con aumentos del 18%, 19% y 40% en almendras, nueces y pistachos, respectivamente.

Los mercados locales se vieron afectados por una falta de capacidad de almacenamiento y procesado para dar abasto al récord de cosecha, pues la superficie ha crecido demasiado rápido para poder cosechar a su debido tiempo.

La inmensa oferta, sumada a algunos problemas menores de calidad, contribuyó a una caída notable de los precios de las almendras y las nueces. Los precios de las almendras cayeron aproximadamente un 30% desde el año anterior y los precios de las nueces bajaron un 40%. Los precios del pistacho se han mantenido de estables a moderadamente más bajos, tras una cosecha más baja por la vecería en 2019.

La asignación de agua para el riego de cultivos en California podría afectar a los rendimientos de la cosecha de 2021. Los comerciantes anticipan que los precios serán relativamente estables para las almendras, las nueces y los pistachos de cara a la próxima campaña, y que el ambiente de precios bajos dará lugar a una base de demanda más fuerte que se mantendrá en las próximas campañas.

Aunque se prevé que los productores y comerciantes se las vean con precios bajos durante 2021, habrá recompensa, según Ehmke. "Los consumidores de todo el mundo están incorporando los frutos secos a sus dietas, lo cual estimulará la demanda y impulsará el tirón de las exportaciones", apunta.

Los problemas de envío por los contenedores y las consecuencias desconocidas de la COVID-19 nublan las perspectivas a largo plazo del consumo general. La escasez de contenedores ha evitado que las exportaciones aceleren. Los comerciantes de frutos secos estiman que la escasez de contenedores ha retrasado el 10%-20% de los envíos.

Haga clic aquí para leer el informe (en inglés)


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor