Los problemas de suministro de CO2 disparan la escasez de kaki español

La disponibilidad de kaki español se está viendo comprometida por la falta de suministro de un componente fundamental para la  eliminación de la astringencia del fruto, el gas CO2.

A esta problemática se une la anunciada huelga del transporte a finales de mes, la falta de mano de obra, y se suma a la caída de alrededor del 40% de la cosecha esta campaña, reduciendo bastante el abastecimiento de kaki en las fechas de más demanda.

"Trabajamos con unos pocos proveedores de gas CO2 y todos han visto mermada su capacidad de suministro en torno a un 50%", manifiesta Pascual Prats, presidente de la Asociación Española del Kaki.

Situación dramática para los productores y comercializadores españoles de  caqui

"Llevamos ya unos 10 días con escasez de este material, fundamental para poder comercializar el kaki Rojo Brillante. De hecho, hay alguna empresa que se ha visto obligada a detener su producción por la falta de CO2. No sabemos si podremos abastecer la demanda en los próximos días previos a la Navidad, ya que además se ha anunciado una huelga de transportistas para los días 19, 20 y 21 de diciembre", añade. 

Cabe recordar que estos contratiempos vienen dados en una campaña con alrededor de un 40% menos de producción de kaki debido a la incidencia de plagas y pedriscos. "En los últimos días, los fuertes vientos han causado el 'rameado' de los kakis, provocando un aumento de la cantidad de categorías segundas, por lo que la disponibilidad de kaki de categoría primera es muy limitada", señala Pascual Prats.

Aún así, de acuerdo con el presidente de la Asociación del Kaki, los precios no están reflejando la falta de producto. "Los precios han subido ligeramente respecto a la campaña pasada, pero no lo suficiente como para paliar la subida de los costes de producción, pues producir y envasar kaki nos cuesta entre 10 y 12 céntimos más que en la campaña anterior". 

De acuerdo con el representante de esta asociación, que aglutina a gran parte de los productores de kaki en España, el sector viene de afrontar dificultades para encontrar mano de obra, debido a que la temporada de cítricos se encuentra en pleno apogeo. Todavía quedan alrededor de 25 días para que el kaki termine de recolectarse y almacenarse en las cámaras de conservación.

El reciente anuncio del veto a las frutas y hortalizas de la UE, así como de otros países occidentales, por parte de Bielorrusia, tampoco son una buena noticia para el kaki español, pues las exportaciones han aumentado significativamente desde que se implantó el embargo ruso en 2014.

 

Para más información:
Pascual Prats
Asociación Española del Kaki
Calle Isabel la Católica, 6 - Pta. 9 y 10
46004 Valencia, España
T: (+34) 902 920 515
info@aekaki.es 
www.aekaki.es  
 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor