Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Ellips y Elisam lanzan un nuevo sistema de aprendizaje profundo en Tzur Farms

Tradicionalmente, cuando los dátiles se llevaban de los campos a los almacenes para ser envasados, primero se separaban en cuatro grupos: demasiado húmedos, demasiado secos, con buen nivel de humedad y descartados.

Los dátiles aptos para el envasado se enviaban a las instalaciones de clasificación, donde se clasificaban y envasaban en función de su tamaño y calidad. Los dátiles demasiado húmedos o secos se enviaban a las instalaciones de (des)hidratación y, hasta hace un año, este proceso se realizaba manualmente en todo el mundo, necesitando a veces a cientos de personas.

Además, la mayor parte de la clasificación de la calidad se hacía con maquinaria de clasificación que no era lo suficientemente precisa, ya que no podía inspeccionar toda la superficie de la fruta. Por ello, siempre era necesario un mayor trabajo manual para hacer correcciones y que la fruta acabara en el envase adecuado.

Plantación de dátiles en Tzur Farms

Ellipsgroup ha estado presente en el mercado de los dátiles desde que se empezaron a clasificar con sistemas de visión electrónica. A lo largo de todos estos años, sus clientes la han empujado a encontrar soluciones a las dificultades que experimentan, aumentando la calidad de la clasificación y reduciendo la mano de obra necesaria en las instalaciones de clasificación.

Juntos, Ellips y Elisam lograron la inspección completa de la superficie de los dátiles mediante la creación de un portador de dátiles giratorio en la máquina clasificadora, que se introdujo por primera vez en 2016 y fue un gran éxito. La primera línea se diseñó para manipular el Medjool más delicado, "el Bon Bon", un dátil muy jugoso y frágil. El sistema era inédito en el mercado y desde entonces se ha convertido en el estándar de clasificación de calidad en el sector, pues no solo ha mejorado la capacidad de clasificación de defectos, sino que también ha aumentado significativamente la capacidad de la máquina. La clasificadora Elisam GranTorino ahora puede procesar fácilmente 1.000 kg/h por carril.

En 2018 introdujimos sensores de calidad interna para dátiles que podían diferenciar los niveles de humedad gracias al software de Ellipsgroup. Por primera vez en el mercado de los dátiles, la separación por grado de humedad se estaba automatizando mediante la tecnología de clasificación óptica. Lo que llegó poco después fue la detección de defectos internos como el moho negro. Los resultados han sido sorprendentes y los costes de mano de obra de los clientes han disminuido drásticamente.

Sensor de calidad interna de Ellips para la detección de humedad y moho negro.

Ellips TrueSort, software de clasificación de calidad para dátiles.

Aprendizaje profundo
Este año, Ellips ha dado otro salto hacia el objetivo de alcanzar el 100% de precisión en la clasificación, introduciendo el apredinzaje profundo en el software. Los nuevos algoritmos de TrueSort permiten a los clientes detectar fácilmente todas las pieles sueltas, incluso en dátiles multicolores. El nuevo software ha sido creado utilizando grandes cantidades de datos combinados con la experiencia del personal de control de calidad. Esto ha dado lugar a unos resultados de clasificación casi perfectos, a la vez que ha reducido la necesidad de depender de la experiencia de los operarios, ya que el sistema funciona de forma inmediata. El primer sistema nuevo se instaló en Tzur Farms, en Israel, y el ahorro de costes de la línea de envasado ha superado sus expectativas.


Nueva instalación de envasado de Tzur Farms en Israel con una línea de clasificación de Elisam que incluye volquetes automáticos, llenadoras, sistema TrueSort Vision y calidad interna.

Para más información:
Ellipsgroup
Email: a.sadot@ellips.com
www.ellips.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor