Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Eurosemillas ofrece las variedades de pistacho con las que California está consolidando su liderazgo mundial

“España está viviendo, gracias a la rentabilidad, a la estabilidad con tendencia al alza de los precios y a una demanda creciente, la eclosión del cultivo del pistacho”, explicó en unas reciente jornadas desarrolladas en Córdoba y, al día siguiente, en Toledo, el director de Innovación de Eurosemillas, José María Fontán. Pese a que España ya ha alcanzado las 60.000 hectáreas de este fruto seco, tras multiplicar por 14 su superficie en la última década, la producción española continuará siendo baja en los próximos años y seguirá estando muy lejos de satisfacer la demanda del mercado nacional.


Finca Santa Paula de Madrinalejo en Malpica del Tajo (Toledo). 

Y esto es así porque 4 de cada 5 cinco hectáreas plantadas son jóvenes, con poca o ninguna producción, y porque alrededor del 70% del cultivo es de secano y buena parte del resto se ha plantado con regadío muy deficitario, con rendimientos menores. Además, la mayoría de estas zonas se produce la variedad dominante, Kerman, que está demostrando un alto porcentaje de pistacho cerrado –cuyo destino es la industria (helados, cosméticos, dulces)– y gran cantidad de frutos vacíos. Frente a este modelo de crecimiento, Eurosemillas plantea otro alternativo, de mayor valor añadido, más rentable, dirigido a la comercialización como snack y basado en las mismas variedades que están sustentando el liderazgo mundial de California: la Golden Hills y la Lost Hills.

En este estado norteamericano las variedades obtenidas por la Universidad de California y que en Europa explota Eurosemillas –Golden Hills y Lost Hills– ya acaparan el 35/40% de la superficie (unas 80.000 ha) pero, lo que es más significativo, suponen más del 90% de las escogidas para las nuevas plantaciones (alrededor de 7.700 ha/año de media en la última década).


José María Fontán, director de Innovación de Eurosemillas.

Las razones de tan evidente predilección son agronómicas, pero también comerciales. Entre las primeras, el cultivo con Golden Hills y Lost Hills necesita de menor cantidad de horas frío pero también de calor (lo que amplía las zonas geográficas donde poder plantarse en España), se adapta bien tanto a la explotación en secano como al regadío en intensivo, su producción es menos alternante, el porcentaje de pistacho vacío es bajo y entra pronto en producción, al cuarto/quinto año, en lugar de al sexto o incluso octavo, siempre dependiendo del correcto manejo del cultivo. Comercialmente, entre los factores que aportan mayor calidad y valor comercial al fruto, estas dos variedades tienen un mayor calibre y un porcentaje de pistachos abiertos muy alto. 

Por todo ello –concluyó Fontán– “es el momento, de plantearse si en las limitadas tierras aptas que disponemos para expandir el pistacho queremos un modelo de producción de grano dirigido a la industria, donde competiremos con la oferta con menores costes de Irán, Turquía o Siria, o queremos potenciar también otro más rentable para su comercialización como snack”.

Para más información:
Eurosemillas
eurosemillas@eurosemillas.com
www.eurosemillas.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor