Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

China elige a MAAVi Innovation Center de Kimitec para la producción sostenible de sus cultivos hortícolas

China es el mayor productor agrícola del mundo por volumen y el segundo mayor importador agrícola del mundo por cifra de negocio y encabeza la lista como el mayor productor de cultivos de hoja verde en el mundo. Aunque existe una creciente demanda interna de alimentos seguros, saludables y de calidad, China sigue utilizando cuatro veces más fertilizantes por unidad de área que el promedio mundial.

Para impulsar una transición verde basada en la sustitución de químicos peligrosos que tradicionalmente se han aplicado a suelos y cultivos, China ha elegido como partner tecnológico a MAAVi Innovation Center de KIMITEC para el desarrollo de soluciones que permitan sustituir las herramientas de síntesis química en el cultivo de brócoli, lechuga y col china por otras naturales igual de eficaces, asegurando la productividad y rentabilidad de las cosechas, el respecto por el medioambiente y la salud de las personas.

Las zonas de China escogidas para llevar a cabo este proyecto son la ciudad de Zhangjiakou, provincia de Hebei, y la ciudad de Pekín, en el norte; Shouguang, provincia de Shandong, en el centro; y, por último, la ciudad de Xiamen, provincia de Fujian, situada en el sur de China.

Proyecto BIO-CHAIN: cooperación e investigación
El proyecto BIO-CHAIN une a tres socios complementarios para perseguir este objetivo desde diferentes perspectivas: MAAVi Innovation Center; Yunong, una de las empresas productoras de hortalizas más grandes de China, que gestiona unas 2.000 hectáreas de lechuga, tomate, pepino y col en todo el país; y BAAFS, la Academia de Ciencias Agrícolas y Forestales de Pekín especialista en nutrición vegetal, suelos y cultivos.

“Muchas regiones de China sufren hoy el impacto del cambio climático, siendo el modelo de agricultura convencional uno de los causantes y uno de los principales perjudicados, las soluciones biotecnológicas naturales están diseñadas para proteger y gestionar de manera sostenible los cultivos y los ecosistemas naturales y son esenciales para ayudar a los países a cumplir con el Acuerdo de París de 2015, descarbonizar sus economías y desarrollar resiliencia”, señala Alejandro de las Casas, CEO Internacional de Kimitec.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 810.782,00 €, ha dado comienzo en 2022 y está previsto que termine en 2025.

El CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) financia este ambicioso proyecto a través del Programa Bilateral Hispano-Chino de Cooperación Tecnológica (CHINEKA). Este programa entre ambos países pretende promover la Cooperación Tecnológica Empresarial en proyectos de desarrollo, innovación y transferencia de tecnología, con el objetivo de generar beneficios económicos para España y China e impulsar la competitividad de sus empresas.

 

Fuente: kimitec.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor