Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Mercedes Auris, "La Señora Vid", de Vivero Los Viñedos (Perú):

"Las actuales crisis mundiales las superaremos reinventándonos, cambiando e innovando"

"Las actuales crisis mundiales las superaremos reinventándonos, cambiando e innovando. Igual que hicimos en Perú con la extendida plantación y exportación de la variedad de uva de mesa Red Globe que puso a nuestro país en el mapa. De nuevo, tuvimos que cambiar, innovar y cambiar a nuevas variedades de uvas de mesa registrada, y reinventarnos, porque hoy en día las nuevas generaciones quieren cosas fáciles, prácticas y novedosas", afirma la Ing. Mercedes Auris, conocida popularmente como "La Señora Vid", fundadora y propietaria de la empresa de propagación de fruta Vivero Los Viñedos en Perú

"Estamos atravesando una etapa muy complicada en el mundo y, dure lo que dure, dos o tres años, debemos sobrevivir midiendo los costos, reinventándonos, cambiando e innovando, optimizando la mano de obra, los estándares laborales, usando productos eficientes y a un menor costo. Sin embargo, creo que, pese a esa incertidumbre, debemos buscar nuestra oportunidad de seguir creciendo en el mercado. Esa oportunidad que nos lleve a reinventarnos y a adaptarnos al cambio. Buscaremos nuevos mercados, nuevas ideas. Pero lo más importante es tener vida y salud; mientras tengamos esto, continuaremos avanzando", aconseja Auris.

La Señora Vid se ganó este nombre por su considerable experiencia tras llevar 28 años en el negocio y desempeñó un papel principal contribuyendo a construir el formidable sector peruano de la uva de mesa.

"En 1994 inauguré oficialmente Vivero Los Viñedos. Uno de mis primeros clientes fue un grupo de agricultores de Arequipa que apostó por mí; plantamos 5 hectáreas de vides en Arequipa. Comencé a trabajar con las diferentes empresas del sur, como Copacabana, Benol, Los Baraca de Agrícola Bamar, con Don Alfredo Cillóniz y Alberto Cillóniz, los hermanos Grimaldi. Ellos abrieron las puertas que dieron lugar a que personas como José Matta Curoto, Tallo Masías, José Luis Camino, todos ellos grandes referentes de la agricultura peruana, tuvieran una mayor confianza en mí y en mi negocio".

Después de poco más de un año ganándose la confianza de los principales productores de uva de mesa peruanos, Auris tuvo que volver a reinventarse. "Mi segundo inicio fue cuando, en 1995, viajé a Chile para traerme variedades chilenas como Thompson, Flame, Sugraone y Red Globe, que era la reina de todas las variedades, con rendimientos espectaculares. En 1999, importamos Freedom de California y en 2000 comenzamos a plantar vides en patrones como Paulsen, Freedom, Harmon, MGT 101 – 14 y Saltcreek.

"Años después, volvimos a ser pioneros en la producción de uvas de mesa en el norte de Perú, una zona que no conocía este cultivo, por lo que generamos miles de empleos y una ventana comercial para Perú. Hace cuatro años abrimos nuestra propia finca de más de 50 hectáreas plantadas. Esto nos permite aprender del desarrollo, de la adaptabilidad y de la producción de las diferentes variedades nuevas", prosigue La Señora Vid.

"Hubo una época en la que los factores climáticos iban en mi contra y acabé perdiendo toda mi producción, pero aquello no me perturbó, al contrario; fui capaz de hallar una solución. La clave fue la resiliencia, pedirle a Dios que me diera una señal, ese mensaje tan esperado. Con la ayuda de mi equipo fui capaz de salir adelante. Otra dificultad fue cuando la tan elogiada red de Red Globe dejó de querer plantar en Perú. Tuve que viajar a Estados Unidos y Chile para buscar nuevas variedades y alternativas para ofrecerles a mis clientes".

"Otra reinvención llegó mientras seguíamos persiguiendo este sueño, licenciándonos en los diferentes programas genéticos del mundo, como Sun World, IFG, SNFL, Ana Chile, Pristine, ARRA e Itum. Obtuvimos estas licencias tan buscadas con todas las patentes, lo que me diferenció y marcó un hito histórico para Vivero Los Viñedos", explica Auris.

"Hoy en día, las nuevas generaciones quieren cosas fáciles, prácticas y novedosas, quieren consumir uvas blancas en todas las épocas del año, con periodos cortos y largos, con más antioxidantes que los arándanos. Quieren sabores espectaculares, las vides deben ser altamente productivas, y las uvas, atractivas y nutritivas. También debe ser fácil la producción de racimos, y deben ofrecer resistencia a enfermedades como el oídio, el mildiú, la botritis, etc.", apunta Auris.

Se estima que Perú obtendrá una cosecha de 71,2 millones de cajas de 8 kg de uvas de mesa para la campaña 2022/2023. "Nuestros mercados claves están en China. Si no fuera por los problemas de las navieras y del retraso en el tránsito de la fruta, sería perfecto. Un segundo mercado clave es Estados Unidos y Europa. México también es un buen mercado en el que nadie se está fijando aún, pero con un gran potencial", prosigue.

"Me gustaría dar las gracias a mis grandes y pequeños agricultores, de la costa, las montañas y la selva de Perú, quienes han confiado en nosotros año tras año. Gracias por vuestro compromiso y comprensión en nuestros peores momentos y por vuestro aplauso en nuestros grandes éxitos. Algo que nos diferencia es nuestra actitud, gracias también a que cuento con un equipo excelente que ha estado conmigo en todo momento. Quiero dar las gracias a mi amado esposo, Ing. Juan Munive Olivero, que es un profesional impecable que ha sido mi fuerza en los momentos difíciles", expresa una agradecida Auris, que continúa haciendo honor a su merecido nombre, La Señora Vid.

Para más información:
Mercedes Auris
Vivero los Viñedos
Tel.: +51 959 391 771
Email: marketing@vlv.pe 
www.vlv.pe 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor