El mercado ecológico alemán continúa creciendo

"Lo ecológico ya no es solo para los jipis con sandalias"

En los últimos 25 años, la compañía de productos ecológicos Westhoff Bio ha aumentado su superficie de 60 a 1.000 hectáreas, y, según el empresario Rainer Carstens, todavía crecerá mucho más. En el Obst und Gemüse Kongress, en Alemania, declaró que todo el mercado ecológico alemán continuará creciendo.

Düsseldorf, la ciudad en la que se celebró dicho congreso el viernes pasado, está llena de tiendas ecológicas, al igual que muchas otras ciudades alemanas. El mercado alemán presta cada vez más atención al sector ecológico, y, en el evento, el tema central fue "El auge de los productos ecológicos".

Puede ver el reportaje fotográfico del Obst & Gemüse Kongress aquí.
 
Mil hectáreas de cultivo ecológico
Westhoff Bio se ha especializado completamente en el sector ecológico. Comenzó con 60 hectáreas de cultivo y decidió pasarse a la agricultura ecológica a finales de los años 80. En estos 27 años, la superficie de la compañía ha aumentado hasta las 1.000 hectáreas, en las que cultiva distintos tipos de crucíferas, patatas, zanahorias y remolachas. Es la compañía quien vende su propia producción.

En 2010, construyó su primer invernadero (de 4 hectáreas) y, el año pasado, inauguró otro de 6 hectáreas, que producirá hortalizas de invernadero ecológicas a partir de 2017. Además de su gama ecológica, Westhoff Bio posee una empresa de alimentos congelados. Rainer Carstens explica cómo se equilibran estas corrientes: sus negocios se dividen entre las ventas de productos frescos y las de alimentos congelados; además, las hortalizas que no se pueden vender se transforman en biomasa. Tras ello, el calor producido se destina a la planta de congelado y el CO2, al invernadero.

Horizonte muy lejano
Carstens lleva 25 años viendo cómo aumenta la demanda de productos ecológicos y cree que el horizonte de ese mercado todavía está muy lejos. Tiene mucho que ver que hagan falta al menos dos años para que una compañía comience a producir de forma ecológica. "Por eso, la producción se está ajustando lentamente a la creciente demanda". Muchos productores de la región en la que se encuentra el vivero de Westhoff han comenzado a producir de forma ecológica en los últimos años, en parte por las oportunidades de ventas que ofrece Westhoff. "Los cultivos más sencillos, como las zanahorias, tienen muy buena aceptación. Los más arriesgados, como el brócoli, no tanta", comenta Carstens.



Productos regionales o ecológicos
Esta tendencia también tiene su lado negativo, señala Carstens. En el mercado alemán, también es importante que los productos procedan de la misma región. "De hecho, nuestro estado es demasiado pequeño para nuestra producción ecológica", reconoce, y no siempre se puede producir en otras regiones. "Algunas regiones son más adecuadas que otras para el cultivo ecológico". ¿Cómo solucionarlo? Por una parte, siendo sinceros: hay que mostrar siempre el origen. Por otra parte, no hay que prestarle demasiada atención. "La región solo es otra característica. En China, una madre paga cuatro veces más por un producto europeo para sus hijos, y no se va a fijar tanto en la región exacta de la que proceda".



Los productos ecológicos en la cadena
En el congreso, se estudió la creciente demanda de productos ecológicos desde el punto de vista de la cadena de suministro. Sarah Scharbert, de Rewe, habla sobre las tendencias que también son importantes para el sector ecológico: por ejemplo, la comodidad y la posibilidad de consumir los productos en cualquier lugar, pero también lo más básico, como las ensaladas y los batidos. "Lo natural y lo saludable están de moda". También está cambiando el consumo: se consume menos carne y más hortalizas, algo muy importante, al igual que los productos integrales.

"Los consumidores quieren saber lo que están consumiendo y de dónde procede", algo que a veces puede entrar en conflicto con la alimentación ecológica. "Aunque la mayoría de clientes opina que el origen es muy importante, los productos ecológicos son mucho más caros, y solo se paga un pequeño plus por los productos regionales".



Fomentar lo ecológico
Su presentación se complementó con la de Johannes von Eerde, también del grupo Rewe. Sus cifras muestran que no solo se están comprando más productos ecológicos, sino que la cuota ecológica, en comparación con el gasto total en frutas y hortalizas, ha aumentado durante los últimos dos años. Según las tendencias que menciona Scharbert, existen maneras de hacer que aumente todavía más. Por eso, la compañía aboga por la comodidad y la digitalización, investiga conceptos de comercialización y trata de dar a los clientes lo que quieren. "También tenemos que dar una imagen mejor", añade Von Eerde. "El cliente ecológico medio no es un jipi con sandalias, aunque a veces todavía se tiene esa imagen de ellos. Ahora, lo ecológico forma parte de nuestro estilo de vida actual".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor